viernes, septiembre 11, 2009

PSICOLOGÍA INVERSA



Rodrigo - Porqué tenemos que tomar sopa dos veces a la semana!!! qué tiene de bueno la sopa!!

Yo - Es más saludable que la leche querido, así que tomá nomás tu sopita.

Rodrigo- Quién dice?? de cien personas las cien te van a decir que la leche es buena para la salud!! pero la sopa??

Yo - De esas cien las cien deben creer que la Virgen murió virgen, pero bueh... si quieres quedarte enano devolvele el plato a la Olguita y listo, qué tanto drama.
...
...
...
Rodrigo - (Sentándose a la mesa, agarando su cuchara y empezando a tomar su sopa con cara de resignación) Tu psicología inversa funciona.


22 comentarios:

Alexis Argüello dijo...

Por si lees esto Rodri. Haz que te compren el Todo Mafalda, así tendrás más argumentos ;-)

Besos y abrazos querida Vania.

Oscar Cabrera Hurtado dijo...

Una ficha el enano...Saludos

LESLIE dijo...

jajajaj pobre Rodri,concuerdo con él de peke no me gustaba la sopa aunq ahora la extraño ya q aqui no se acostumbra tomar sopa muy seguido.... y concuerdo con tu amigo, si le compras Mafalda tendra mas argumentos para discutir contra la sopa... jajajajaj ;○)

El Lucho dijo...

Apoyo lo de mafalda...

Gevalher dijo...

Mira vos... qué casualidad, a mi en casa todo el mundo me decía Mafaldo, porque compartía la aversión a ese espantoso brebaje...

Para que tengas una idea de cómo cambian los tiempos... de vez en cuando (bah!!! a menudo), extraño las sopas que en ese entonces tanto despreciaba!!!

El Rodri es genial!!!

Vania B. dijo...

Alexis: jajaja, que cambie Condorito por Mafalda entonces (el Rodri lee Condorito todas, pero todas las noches). Así, a ver si tiene mejores argumentos que su madre para evitar la sopa.

Oscar: Todos estos enanos "modernos" son unas fichas, che. Una vez el Rodri se puso una polera vieja, pero re-vieja para ir a la Iglesia. No te miento conté los huequitos que tenía la polera y tenía 6 huequitos. Cuando le dije que se cambiara me dijo que "Jesús era humilde y pobre". Así que yo le contesté que cuando tenga 33 años puede ponerse lo que se le antoje y que además si Jesús hubiera vivido con su madre ella le hubiera hecho cambiar la túnica de un azo.

Leslie: A mí me encanta la sopa, además las sopas que hace la Olguita son de fábula. El Rodri está lleno de argumentos, pero yo le llevo 25 años de mañudería, no ve?

Lucho: Bueno, le voy a comprar Mafalda jejeje.

Geval: Te apuesto que de aquí a unos años el Rodri va a extrañar las sopas de la Olguita jaja. Y sí, es bastante ocurrente ese Rodri.

CUCHITA dijo...

La psicología inversa funciona una maravilla :)

El Tincho dijo...

Sí, la psicología inversa funciona. Aunque mi madre tenía un método más “subliminal”, efectivísimo porque ahora como de todo (con muy contadas excepciones). Mi plato favorito era el Comecallado, y cuando no había, me gustaba el Tevahacerbien. De postre siempre había Sinotegustadameloamí, aunque yo no los aprecié hasta muy entradito en años.

Che, un ídolo tu wawa. Muy siglo XXI.

pietila dijo...

jajajaja!!! parece que la psicología inversa funciona demasiado bien por donde se lo quiera ver!

un abrazo

Nena dijo...

Recién comienzo a leerte (mi hermana te lee asiduamente), y aunque te parezca egoísta, hace bien saber que no estas sola frente a esta nueva onda de hijitos, pero en cuanto a la sopa, sinceramente, la detesto y mas si tengo que cocinarla yo, es mas, cuando el hombre de la casa no esta, ¡¡¡¡no hay sopa¡¡¡¡solo que ahora dos de mis niños ya comen más que el papá, cuando no hay sopa a las tres de la tarde están raspando las ollas,así que tendríamos que preguntarle a Mafalda, ahora que debe ser una señora mamá, que hace con la crisis, yo creo que sirve nomás la sopita que llena barriga y mantiene el bolsillo contento.

Lilyth dijo...

jajajaja regresaron a la carga!!! jajajajajaj

Citizen dijo...

Me hizo gracia mas tu comentario sobre lo q el Rodri dijo de que Jesus era humilde y pobre, yo le decia lo mismo a mi mama ya entrado los 17 anos pero para tener el cabello largo eso de "Jesus tambien tenia cabello largo" jajajajajajaj

Vania B. dijo...

Cuchita: Hasta el momento, sí. Lo que sí es cierto es que -al menos yo- a los doce años no recuerdo haber sabido el nombre de las tácticas psicológicas de mi mamá que al final son las mismas que terminé utilizando yo: psicología inversa, chantaje emocional y otras varias más del repertorio femenino.

Tinchuelo: Buen método el de tu mamá. Creo que en nuestra éoica el almuerzo siempre era comecallado. Lo de "si no te gusta damelo a mí" me parece buenísimo. A ver si funca con los que sabemos.

Pietila: Por lo menos hasta el momento jeje.

Nena: jajaja por qué Dios siempre mandará a los "soperos" a las mamás a las que no les gusta la sopa y viceversa. Estoy muy de acuerdo contigo con consultarle a Mafalda: y cómo llenamos la barriga de nuestros hijitos marabuntas si no hay sopa? Mis enanos comen superbien, pero las verduras son sus enemigas número 1 y hacerles comer ensaladas es un martirio, así que mientras la crisis continúe (son eternas las crisis) la sopa es la única -y más nutritiva, barata- solución. (Qué lindo que pases por estos lares).

Lilyth: Es cosa de todos los días, solo que algunas cosas no son muy publicables ;)

Citizen: jajajaja. A mí me gusta que el Rodri tenga cabello largo, pero el pelo del Sebas no es como para hacerse el Jesús, porque se parecería a Barrabás (su pelo es igual que el mío antes del alaciado químico, o sea anarquista y tupido).

Un abrazo a todos y todas.

Lucybel dijo...

Yo también odio la sopa, creo que es un brebaje DEFINITIVAMENTE creado para torturar a la hora del almuerzo.


A menos que sea un buen chairito (con queso picado) o una sopa de mani con fideos de las que hace mi abuelita... ese ya es otro cantar.


Saludos!

La Maldad dijo...

Vania!!!

Yo no sé que le encuentran las mamás de nutritivo a la sopa, sobre todo después de hacerla hervir una hora y haber desechado el 89% de los nutrientes. Es más una cuestión de costumbres (bien bolivianas) que de nutrición científica.

Jajaja mejor me callo porque yo lo obligo a mi hijo a que se la acabe... pero es solo por estar de compinche con mi esposa.

ahh y la sicología inversa FUNCIONA!!!

Abraxos!!

Estido dijo...

Como buen cholo paceño, soy sopero, pero quien se lleva la flor es mi viejo. Recuerdo que, hace muchos años, cuando viajamos a Brasil, al cabo de unos días, mi padre estaba desesperado por tomar su sopita cotidiana, a tal grado, que durante toda una mañana me hizo recorrer las calles de Río de Janeiro, entrando en todo local de comidas que hallábamos al paso, para preguntar si tenían sopa; finalmente, entramos al boliche de un boliviano, quien le explicó a mi viejo que intentar hallar sopa en Río, era como intentar hallar feijoada en la Buenos Aires. Sin embargo, compadecido por el estado de angustia de mi noble progenitor, el paisano le hizo preparar algo similar a una sopa (agua caliente con algunos frijoles flotando), que mi padre tomó, repete incluido, casi sin hacer uso de la cuchara.
Pero, volviendo al tema, el Rodri tiene mi total apoyo: si no quiere tomar sopa, ¡que no la tome! Y, sobre la psicología inversa, por experiencia te digo que es arma de doble filo, pues, cuando los hijos crecen, la emplean para manipular a los padres; creo que lo mejor es decir las cosas como son y dejar que el niño decida: “¡Si no tomas la sopa, te la meto como enema! ¡Tú decides!”.
Eso me hizo recordar una anécdota del Dani Moya (creo que lo conoces, es el que dirigió Póker de huevo). Hace varios años, él enamoraba con una damisela cuyo nombre mantendré en reserva; iban a cumplir dos años de noviazgo y ella había hechos planes para celebrar el aniversario, sin embargo, el Dani (orangután insensible) había planificado un viaje con sus amigos. Entonces, sin hacer escenitas melodramáticas ni mucho menos, la damisela le planteó las cosas claras, permitiéndole a él tomar la decisión final: “No hay problema, gordito, si quieres viajar con tus amigo, viajá nomás; pero, en nuestro aniversario, yo voy a tener sexo... estés o no estés”.
Pucha, ya estoy abusando de tu blog. Mejor me despido.
Un abrazo.

CLARITsS dijo...

concuerdo con el huili que eso de la psicologia inversa es arma de doble filo, a mi mama le funciono muy bien en mi niñez, pero a mi me funcionó mejor en mi adolescencia. jijiji.

y comprale no mas Todo Mafalda, creo q el alessi tenia en su magica tienda de libros.

un abrazo primita!!!

Antojit's de los Jodidit's! dijo...

Hola! Te escribimos porque queremos invitarte a participar como miembro de nuestro Blog, el tuyo es muy interesante!
Te invitamos a la version renovada del nuestro!

http://www.antojitsjodidits.blogspot.com/


Pasate y podras disfrutar de esta buenisima oportunidad para compatir tus gustits con otras personas alrededor del mundo.

Suerte!!

Vania B. dijo...

Lucybel: El Chairo, la sopa de maní, la sopa de sémola y la de cabellos de ángel son las únicas aceptadas en la casa de los niños Aguirre, las demás son un martirio. (Ya me dio hambre).

Maldadoso: Será que es un brevaje de verduras muertas? no!!!! yo que tenía esperanzas de que ésas verduras de la sopa alimenten a ese par de sarnosos enemigos de todo lo verde que sea para comer.

Willy: Tu viejo es entonces como el mío, que sin sopa es como si no hubiese almorzado. Una de las poquísimas veces que fue a visitarme a la ciudad de los anillos me olvidé de ese "pequeño" detalle. Se quejó a mi mamá de que le hice almorzar como loro, así sin sopita. En cuanto a la psicología inversa, sí, es arma de doble filo. Ya me imagino que van a empezar a usar esta técnica dentro de poquito para chantajearme, pero a ver quién es más mañudo. En cuanto a la estrategia de la chica de tu amigo Dani: me saco el sombrero, capísima!! así nomás hay que ser con ciertos urbandinos.

Claritssss: Miechi la que me espera. Pero estoy disfrutando mientras todavía tengo el poder ñiejejejjejeje.

Antojit's: Deliciosas fotos! dan hambre y antojitos jodiditos.

Un abrazo a todos!!!!!!! gracias por pasar.

*La Jefa* dijo...

jejeje, aca en casa es al reves, amo la sopa , me identifico con el guille de mafalda y no hay dia q no tome sopa, y no tiene nada q ver con q sea saludable ni nada, solo q mi abuela hace sopas deliciosas. pero a la hora de tomar leche, paso. es horrible! horrible!

David C. dijo...

buen punto.

Leizito dijo...

La sopa es horrible, no aguanto tomarla en verano. Pero que buena la psicología inversa eh, el día que tenga hijos ( si es que los llego a tener, soy muy jóven y no tengo anhelos de tenerlos), lo aplicaré. :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...