miércoles, septiembre 23, 2009

DE CASAS Y HOGARES - Parte I

Foto: Ignacio Zanet

Los lugares donde vivimos siempre son especiales. Cuando nos vamos dejamos en los rincones parte de nuestra energía y nos llevamos pedazos, olores, canciones, sensaciones del lugar en nuestra memoria.

La primera casa donde recuerdo haber vivido era grande y tenía una higuera en el patio. Cuando llovía, montones de sapos hacían una ronda alrededor del tronco de la higuera y croaban sus mejores canciones. Mi papá se ponía histérico y no quería salir por nada del mundo porque tiene pánico a estos pacíficos pero desagradables anfibios. Los vecinos con los que me acuerdo jugábamos toda la tarde eran "el Jerry" un changuito de ocho años que vivía con su mamá y su abuela y "la Romané" una niña de 6 o 7 años que estaba cambiando los dientes (k'asa ventana). La Romané vivía con su abuela, Doña Carlota, que era la dueña de la casa. Doña Carlota arrastraba uno de los pies al caminar y tenía una cara que nos asustaba, pues parecía siempre dispuesta a darnos un cocacho o jalarnos de las trenzas. Mi hermana tendría como dos años, yo, cuatro.

Al año siguiente nos trasladamos a otra casa cerca de mi Kinder, en La Recoleta. Esa casa era más cómoda. Había un árbol de pomelo (o varios) y las puertas y ventanas tenían malla milimétrica de color verde. Era una casa de una sola planta y a las siete de la noche, todas las noches, se escuchaban las campanas de la Recoleta, empezaba "el pájaro Loco" en la tele en blanco y negro y mis papás llegaban de la oficina. Esa casa tenía un bonito jardín que mi hermana y yo disfrutábamos al máximo, menos cuando la dueña de casa, Doña Cela, una cruceña gruesa y amable, soltaba a sus perros que eran horribles: el "Caín" y el "Sansón". El Caín era un perro criollo negro y (nos parecía) gigante. El Sansón era un boxer con cara de pocos amigos que una vez atrapó a un ratón y lo dejó a medio morder en el jardín. Esa casa viene a mi memoria con el fondo musical de "I Love to Love" de Tina Charles.

Al terminar ese año volvimos a La Paz a la casa de mis abuelos paternos, donde yo, cada que podía peleaba con mi abuela Bertha como deporte. Esa época, mi abuela tenía una peluquería, o "Salón de Belleza" como ella le llamaba. En las tardes, después del colegio, me iba a husmear para ver quiénes estaban en el mentado salón y cómo transformaban a viejas feas en viejas pasables. Quedaron en mi memoria ese olor a aerosol para cabello (que venía en envase celeste con dorado) y la tibieza del ambiente gracias a esas secadoras de pelo gigantes que se usaban en esa época. Ni qué decir de las "fotonovelas", las revistas "Buen Hogar", "Vanidades" y el olor al café que invitaban a las clientas mientras chismeaban a gusto. El fondo musical: "Dónde están tus ojos negros" y "Cara de Gitana" canción que mi tía Ruth (que ayudaba a mi abuela en la pelu) coreaba con alma vida y corazón. De esa época también son Supertramp con su "Logical song" y muchas canciones que mi tía Carmiña ponía a todo volúmen en el segundo piso de la casa y que cuando las oigo al tiro me hacen recuerdo a ella con zapatos de plataforma.

La vida en esos años no solo eran canciones, era también miedo, toques de queda, cortes de luz, disparos. Una noche dispararon a la pared de mi casa y la dejaron llena de huequitos. La democracia todavía no se había consolidado, así que había que decir amén ante el gorila de turno que nos tocaba como presidente.

Continuará... cuando me de tiempito otra vez.

10 comentarios:

Lilyth dijo...

Que recuerdos!! de los cuatro años? wow, yo no conservo un solo nombre de los amigos de entonces, pero recuerdo la casa en miraflores donde me toco vivir la época de la UDP, las largas colas para el pan y los juegos hasta la noche con los changos del barrio... A mi mamá tarareando las canciones de la novicia rebelde para hacerme dormir, las fiestas de San Juan, cruzar la av. saavedra corriendo y con los ojos cerrados... uffff, me voy a poner melancólica jajaja

besitos, un gusto como siempre

La Maldad dijo...

Que será, que pasará que últimamente las neuronas encargadas de archivo se pusieron a desempolvar esos recuerdos?

Son varios blogs en los que ponen... ponemos recuerdos del siglo pasado :D

Me hiciste acordar del spray ese que creo que era marca "Lido", y de las infaltables novelas de Corin Tellado en Vanidades... esteeeee lo que pasa es que mi mamá y mi abuela por no dejarme solo en la casa me llevaban a sus sesiones en la peluquería.

Yo de niño paseé por toda la ciudad pues vivíamos en casas alquiladas y pues pasé por el Barrio Gráfico, el Barrio Petrolero, por la Pisagua (cuando todavía pasaban unos cuantos autos por allí y en plena época golpista!!, llena de tanques y soldados). Concuerdo con Lilyth y las colas del pan con la UDP, mi hermano y yo nos hacíamos a los desconocidos para comprar más pan en la misma fila, que será que cuando no hay ... tienes más hambre!!

Bueno no abuso del espacio, solo espero tu tiempito y la segunda, tercera, etc. partes.

Abraxos

CUCHITA dijo...

Recuerdo que habiamos ido a La Paz para la famosa huelga en la epoca de la UDP, no pudimos salir de ahi para volver a Trinidad estuvimos un montonnn, ya mi madre no tenia dinero para estar ahi, no habia banco ni ningun medio de envio de dinero, recuerdo que ella tenia su anillo de graduación de farmaceutica y tuvo que venderlo, se el significado que ese anillo tenia para ella, pero asi son las madres dan todo por los hijos :(

CUCHITA dijo...

Pero alguna vez te ha pasado que llegas a un casa y te parece que ya has estado ahi? me pregunto despues que uno se muere recordaras tu primera casa en tu proxima vida?

Citizen dijo...

En La paz, la primera casa de la que me acuerdo en la que vivi (al pedal mi espańol) era en Alto Obrajes cuando Alto Obrajes era un pueblo, me acuerdo que iba a jugar al tanque de agua de la normal y q una vez o varias fui a ver el avion estrellado en chuquiaguillo, teniamos un jardin inmenso y con mi primo lo destruimos brutalmente para construir caminos para nuestros dinkys.

Luego me fui a vivir dos ańos a Copacabana y al volver a LPZ nos trasladamos al centro cerca de la Estacion, mi familia sigue viviendo alla y es tal vez el lugar con mas recuerdos y anecdotas. Yo tambine tengo esa mania de recordar las cosas de acuerdo a las canciones que escucho. No se porque pero Blondie, Donna Summer y Bee Gees me dan miedo jajajaja algun trauma de nińo debe ser no?

Saludos hasta por ahi

Vania B. dijo...

Lilyth: Qué lindos son los recuerdos no?. Los nombres de esos chicos los recuerdo porque mi papá era aficionado de sacarnos fotos y siempre que revisábamos las fotos (años después) él decía: El Jerry y la Romané!!, así que ni cómo olvidarse. Hay una foto en que estoy vestida de abeja con un traje que me prestó el Jerry y en esa foto estamos todos: mi hermana Liz con un vestido rojo, la Romané con un vestido naranja y el Jerry con jean, polera blanca y agarrando un perro Coker.

Maldadoso: Sí!!! Lido con una coronita en algún lado? ese mismo spray de pelo. Nosotras (mi hermana y yo porque mi hermano todavía no había nacido) no íbamos a hacer colas, iban mi mamá, mi abuela y mi papá. Otra cosa que me olvidé mencionar es que de esa época eran Los Muppets (que no me perdía por nada del mundo) y en la noche "Rosa de lejos" una novela donde la protagonista (en una época) vivía en París o en Roma pero nunca salía del mismo cuarto, tenía una voz ronca y unos labios hipergruesos.

Cuchita: Qué locura estar atrapada en una ciudad sin conocer a nadie! En esas situaciones no queda otra que usar planes extremos como el del anillo. Valiente tu madre. En cuanto a ese deja vu, suele suceder. Vas a lugares que nunca has ido y los sientes como conocidos. No es una sensación muy común, pero ocurre.

Citizen: La música Disco te da miedo? jaja debe ser algún mal recuerdo de cuando eras chiquito. A mí la música Disco también me recuerda a la menor de las hermanas de mi mamá (Carmen) cuando iba a visitarnos a Cbba. y nos hacía bailar hasta el cansancio con la música de sus "cassettes" a toda máquina.

Un saludo a todos y a todas hasta los rincones donde se encuentren. Citizen, hasta Apolo(nia).

El Lucho dijo...

De los lugares en que he vivido, los que más recuerdos han dejado en mi memoria son: Montero en Santa Cruz y el barrio de Villa Fátima en La Paz; el primero porque llegué allí siendo aún niño, era la primera vez que salía de La Paz y porque descubrí que había sitios donde por las noches también hacía calor, y el segundo porque fui a vivir a Villa Fátima en el momento preciso de despertar a la verdadera vida, todo lo malo o bueno que soy se lo debo a esa época, pues allí establecí mi escala de valores, escala que todos tenemos y que a lo largo de la vida te marca el camino cuando tienes que tomar las decisiones más importantes.

Estido dijo...

Me hiciste recordar los “salones de belleza”. Yo solía acompañar a mi madre a la peluquería, no obligado, sino por gusto, ya que mientras la esperaba (lavado, corte, peinado y manicura duraban casi dos horas) podía leer las fotonovelas o, más bien, ver las imágenes. Eran antiguas, pero por eso mismo, las protagonistas vestían de acuerdo a la moda de entonces: minifaldas bien minis. Años después, encontré las revistas Playboy de mi viejo y, lógicamente, dejé de acompañar a mi madre.
De las primeras casas en las que viví no me acuerdo mucho, pero sí de los dueños de casa, en especial de un señor bastante malhumorado que, no sé por qué, me tenía poco aprecio y poca paciencia.
Un abrazo.

Maria dijo...

Miren que videos más buenos he encontrado!

http://www.youtube.com/watch?v=g5fLvqDjNR4

http://www.youtube.com/watch?v=SRAfqKd6b4s

Vania B. dijo...

Lucho: Hay lugares que definitivamente se gravan en nuestra memoria, pues han marcado grandes cambios en nuestra vida. Qué hermoso ha debido ser ser niño en un lugar donde también hacía calor en la noche. Un abrazo hasta la Madre Patria.

Willy: Verdad! las minas de las fotonovelas usaban unas minifaldas milimétricas!!Y porqué los dueños de casa serán siempre gruñones! de las tres dueñas de casa de las que me acuerdo, dos eran insufribles. Claro que mi hermana y yo chillábamos como chanchas y armábamos despelote como si nos pagaran sueldo por hacer ruido. Un abrazo enorme mi querida oveja.

María: OK.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...