jueves, noviembre 22, 2007

EL MOSCARDÓN

Cuando era chica les tenía pánico a los moscardones. Claro, en La Paz y viviendo en Miraflores, eran los bichos más grandes que se podían ver a parte de las pocas moscas y las pequeñas hormiguitas que en las mañanas se metían por un agujero a un lugarcito del termo blanco con rayas lilas en el que al parecer entraban a calentarse, así como en un sauna.

Ni bien aparecían los moscardones con ese ruidito molestoso que me estremecía toda, tomaba valor y hacía lo imposible para que se vayan: abría las ventanas y los guiaba con un cuaderno o con un cartón hasta que estén fuera de la casa.

Una vez, cuando tenía como catorce o quince años, un moscardón enorme empezó a zumbar y a volar erráticamente cerca de la ducha. Pegué tales gritos que mi mamá pensó que me estaba electrocutando, así que con su buzo guindo y unas pantuflas blancas le hechó la carrera desde su cuarto al mejor estilo Forrest Gump, hasta que al llegar cerca del baño se resbaló en una alfombra pequeña y se estrelló contra la puerta. Después de oir tremendo y estruendoso ruido salí como pude de la ducha y le abrí la puerta. La pobre al verme sana y salva se olvidó de la caída, pero cuando le dije que los gritos eran por un moscardón casi me ahorca con la tohalla, me da un pantuflazo y me electrocuta de una mirada.

Esta mañana, en la ducha, otro moscardón empezó a hacer su show. El pobre no sabía que mi experiencia con los insectos me ha munido de sangre fría para enfrentar a bichos insignificantes como él, así que ni lo miré. Luego de chocarse unas cuantas veces ruidosamente contra el box de vidrio, se cansó y se escondió en algún recoveco del baño en silencio, derrotado por mi indiferencia.

14 comentarios:

Caminante dijo...

A este post le hace falta una foto.

¿Qué es un moscardón?

Maria Gisela Mendoza dijo...

eso de enfrentar algunas fobias y miedos mejor para otro dia.

saludos

Juan Pablo dijo...

Pobre moscardón, la indiferencia es el peor de los venenos...

(aparte del baigon, claro está)

LESLIE dijo...

Amiga! los moscardones.... wacala!!! si los aplastas como tostado suena jajajajaj pero son un askito.
Oye me alegro q estes x la inclita! haber si le das la contra a tu choli y te vuelves estronguista jeje :)
Un abrazote amiga!
ah! y pese a q no estoy posteando, espero q ya puedas ver mi blog! se supone q el fondo es blanco, no se x q te salia negro :(.
Un abrazote Vania

Francisco Pereira dijo...

Nada peor que la indiferencia de una mujer...
Pobre moscardón..., que depresión!!!

nata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nata dijo...

Jajajjaja me hizo recuerdo a un par de veces en que me tuve que bañar con los ojos abiertos como platos (hasta shampoo me entraba por nada más xD) por vigilar que un bicho no se moviera de donde estaba. Los nombres de mentados bichos ni me los preguntes xD no tengo idea.

Indiferencia.. uuy.. le debe haber dolido más al moscardón que a tu mamá su caída de esa vez xD.

Besos!

(me equivoqué en el anterior comentario)

Pao dijo...

Eso!
La indiferencia mata...

:)

Besos, Vania linda!

Pao dijo...

Eso!
La indiferencia mata...

:)

Besos, Vania linda!

La Sconosciuta dijo...

Moscardones en Miraflores? jajajaja
Hasta me dio pena el pobre bicho, seguro que en la mañana se despertó diciendo: "hoy la asusto a la recién llegada!"

vero dijo...

Eso dicen que pasa, le temes a un bicho insignificante por que hasta entonces es el más grande miedo que haz enfrentado, hasta que un dia te ves parada al borde de un abismo si final visible y ahi si sabes lo que el miedo real. Y luego enfrentas al monstruo antiguo cargada de indiferencia sin una gota de miedo... Algo asi me pasó con mi ex marido este fin de semana. Recuerdo perfectamente cuando sus enojos me detenían la respiración... y hoy, con mucho esfuerzo, me aguanté la risa

Un abrazo muy grande para ti amiga encapsuladora. Dale saludos mios a La Paz y si puedes, pon un poco de aire helado en un frasco y guárdalo para mi.

vero

Anónimo dijo...

cuando hablas de tu" experiencia con todo tipo de insectos" te refieres a los del comité cívico y otros especímenes que andan pululando por la c. de los anillos?

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Mi querido Caminante: el moscardón es como una mosca pero 5 veces más grande, con la parte del abdómen de color azulado o verde y que emite un zumbido comparable al de un coro de cinco mosquitos zumbando a todo dar. Feo el pobre bicho.

Gisela: Eso de enfrentar miedos y demás llega nomás a veces sin que decidas hacerlo, lo haces. Otras se prolonga por los siglos de los siglos y no se da la oportunidad ni la decisión de superarlo.

Juan Pablo: jajaja parece que sí. Estos pobres bichos, si no les haces caso, se aburren y se van.

Leslie: Wácala!!!! nunca he aplastado un moscarón, ni tengo intensiones, pero debe sonar horrible. Un abrazote Tigresa!!!!

Francisco: jajaja cierto, la indiferencia mata.

Nata: Qué locura. Una vez pensé que un bicho raro había entrado a la tina. Salí antes de decir Jesús, más bien no me resbalé ni me saqué la infundia. Cuando miré bien era una bolita de cabellos (míos) flotando en el agua. Me sentí como con el letrero "patéame"en la espalda.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Pao: Ja! si lo sabremos nosotras las mujeres jeje.

Matessa: Cierto, qué decepcion para el bicho ese. ;)

Verorange: Pensar que los grandes miedos nos ayudan a superar todos los temores chiquitos.

Anónimo: Puede ser, y a los bichos izquierdosos también. Ambos siguen sacrificando al pueblo para no perder el poder.

Un abrazo para todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...