lunes, abril 02, 2007

AUTO ADICTA

Mis primeras armas en el volante las hice cuando todavía estaba en la U en una peta (volkswagen) roja o setenta y tantos destartalada pero que funcionaba nomás. Mi ahora esposo tenía una paciencia de monje para enseñarme y casi logro manejar con algunos contratiempos, como cuando no me di cuenta que la llanta estaba pinchada y seguía manejando hasta que el aro quedó cuadrado y mi papá casi me estrangula.

Como vendieron la petita ya no me interesé más por repetir la hazaña hasta hace cinco años, ya viviendo en la ciudad de los anillos.

La primera medida fue entrar a clases de conducir, dos horas cada día por toda una semana en un jeep suzuki verde oscuro que funcionaba a gas.

Luego de aprobadas las clases: a practicar. Ahí fue cuando descubrí que algunas personas cuando firman algunos papeles pierden algunos atributos personales como la paciencia, pues mi adorado consorte ya no era la encarnación de Buda sino un marido común y corriente cero paciencia. Para evitar problemas conyugales y mandadas al diablo (ya faltaba poco), él tuvo la salomónica idea de contratar a un taxista conocido que me lleve a practicar.

El escogido fue un taxista que trabajaba para la oficina de mi esposo llamado Johny, que disponía de una hora entera cerca del medio día para exponerse a la tortura de enseñarme a cambiar las velocidades, reducirlas cuando me acercaba a alguna esquina, y sobretodo salir al campo de batalla: recoger a mi Rodri del Kinder al medio día, hora en que cualquier ciudad es un verdadero despelote.

Así practicábamos todas las mañanas: el profesor con la mano en el freno de mano y blanco como un papel, la alumna agarrando el volante como si de eso dependiera su vida y con el orto fruncido cada que se acercaba a una rotonda y…el Sebas hinchapelotas con dos añitos de vida en el asiento de atrás aburrido y fregando la paciencia como siempre: mamáaaaaa quielo a la casa…. MAMAÁÁÁ o sea, clases de manejo bajo presión total.

Un paréntesis: esa época el Sebitas Aguirre no se separaba de mí ni a sol ni a sombra, tenía que entrar con él hasta al baño, así que ya saben por qué el Rodri y él no tienen otro(s) hermanito(s).

Bueno sigamos, las instrucciones del profesor eran escuetas y siempre usteando a la alumna a la usanza cruceña: neutro, encienda, primera, no olvide soltar con cuidado el embrague…parta…segunda…etc. Mientras el pequeño Sebasmorenitohinchapelotas atrás molestando. Al terminar la práctica las instrucciones eran: estacione, vaya frenando y reduciendo la velocidad, frene, apague el motor (al apagar el motor veía que los colores volvían a su rostro), freno de mano…(y una vez fuera del auto)…ahora péguelo. Otro paréntesis: en la ciudad de los anillos se dice “pegar la puerta” en vez de decir “asegurar” o “echar llave”, así que al decir péguelo el profe se refería a que tenía que asegurar el auto, pero ganas no me faltaban de hacerme la sonsa, aprovechar y “pegar”una palmada bien dada en el trasero del pequeño Sebasmorenitohinchapelotas que hacía la práctica más pesada para todos.

Así que pese a que no conocía muy bien las calles y demás, me fui animando de a poco a manejar, primero por el segundo anillo por donde vivía en esa época, siempre detrás de los micros vuelteros de las líneas 72 y 73 (que dan la vuelta entera al 2do anillo), entrando de a poquito al centro, y así a cualquier lugar al que necesitaba ir.

Es justo reconocer que el que más me animaba a sacar el auto era mi esposo, quien pese a mi "chambonez"me confiaba las llaves y me encargaba cien cosas para que sí o sí saque el auto. Me infundió mucha confianza (pero solo cuando no iba conmigo).

Accidentes? Gracias a Dios nada grave, solo una vez que por pajarear choqué a un auto en la parte de atrás, pues yo gil no me había dado cuenta que el semáforo cambió a rojo. Íbamos camino al aeropuerto a recoger a mi suegra, así que estábamos: la Wilma (mi mano derecha) en el asiento de adelante y los dos chicos en el asiento de atrás. Para mi mala suerte era la época de la Cumbre Presidencial del 2003, así que como nunca había policías en TODAS las rotondas. Con tan bello motivo en cuanto choqué aparecieron policías como suchas (buitres). Lo chistoso es que al ver tantos policías los chicos pensaron que me iban a llevar a la cárcel y lloraban a gritos. Como por suerte el daño al otro auto no era grave, puse los ojos como el gato de Shreck y con el llanto de mis retoños como fondo pude conmover a los pacos y al afectado de arreglar las cosas sin necesidad de ir a Tránsito.

Ahora me confieso autoadicta, ya que sin mi azulito me siento sin una pierna. Sé que eso está mal, pero es una delicia ir de un extremo al otro de la ciudad escuchando la música que te gusta, con aire acondicionado (yessss) y cuando te de la gana. No soy un as del volante, pero puedo asegurar que me defiendo bien y he llegado a conocer la ciudad de los anillos de pé a pá por lo menos hasta el 4to anillo con calles, avenidas mercados, supermercados, tiendas y comercios varios, es decir donde haya que ir allá voy con mi sobretodo de lata azulito.

36 comentarios:

Diego dijo...

Que "oso" lo del choque, que bueno que saliste sin problemas. Yo igual aprendí a manejar por mera inquietud y desde que tenía mis 12 ya hinchaba con hundir el pie en el pedal, pero eso si, aqui en La Paz a veces prefiero andar en minubus o trufi porque las tremendas trancaderas y la dificultad de estacionamiento no hacen recomendable el uso del auto.
Estuve el año pasado en Santa Cruz y la verdad esos placeres de manejar que describes son bien ciertos, me encantaba, me iba a todo lado, me perdí un par de veces pero eso me ayudo a conocer bien la ciudad. Saludos.

Sakura dijo...

jajajajajaja... me hiciste acordar de la veces que me acompañaban mis "copilotos", o sea toda mi familia, mamá, papá y mi hermano... toda una barbarie en junto!!!
Recuerdo que una vez ya llegaron al extremo de la saturación con instrucciones y contradiccciones que paré el auto, me salí y les dije: Conduzcan ustedes, yo me voy!... y recuerdo que fue una buena decision!!! jejejeje desde esa vez ya no se metieron más en los asuntos de conductor... =) jejeje

Y concuerdo con Diego, en La Paz el gusto por manejar es distinto, no es por un placer de sentir la brisa entrar por las ventanas pero es emocionante tener que lidiar con los minibuseros y taxistas... toda una hazaña.

Saludos Vania!!! =)

Albanella dijo...

Uh! Realizar la hazaña de manejar sin matarte ni decapitar a nadie, díficil para mí. Tuve clases durante no sé cuanto tiempo, con un primo en una urbanización cerrada. El resultado fue que, al salir a la ciudad y manejar sin cmuhos autos, en una encrucijada se me ponga la mente en blanco y acabe con los faros de atrás rotos. Mi madre no se enteró porque dejé el auto en la puerta de la casa y según yo, lo chocaron ahí. Por eso, me declaro honrosamente peatona :) Es admirable poder manejar en esta ciudad y salir con la cabeza ilesa jeje

Un beso!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

DIEGO: Yo aprendí a manejar por pura necesidad, pues trasladar a mis hijos al Kinder, a sus diversas clases, ir al mercado, etc. en Taxi era una fortuna, y depender de mi marido, no gracias, así que la única forma de hacer lo que tenía que hacer tranquila era manejando.

CECI SAKURA: La cosa con mi esposo era parecida: las instrucciones eran "con cariño" al principio, pero después a gritos la cosa, hasta que me bajé del auto como vos,jaja. Ya me imagino 3 gritándome en vez de uno qué locura!

ALBANELLA: La verdad es que en un principio me daba terror subirme al auto y me temblaban las piernas, se me fruncía el asterisco, iba máximo a 50km. por hora (cuando estaba re apurada). Todo es práctica en la vida después de todo.

Un abrazo a todos.

Hugo-Nex dijo...

La neta, no hay como una cajita con 4 ruedas que te lleve a todos lados!!!!, te entiendo perfectamente, yo aprendi a manejar desde mis 12 años y eso que antes ya manejaba aunq no alcanzaba los pedales pero solo dirigía el volante :D.
Yo tb conozco de pa a pe todo Santa Cruz, peeeero me fregan la vida cuando me dan nombres de calles, es decir, no me pierdo ni nada de esas cosas... pero que me digan, Calle Chimoré # 34 :S ahi toy frito, y digo, ni que taxista pa sabermelas toda pero de verdad que soy cero direcciones jiji, abrazos querida Vania!!!!

Cristibel dijo...

Ish... a mi me da pánico manejar. En las calles de Tiquicia cada quien maneja como le da la puta gana, literalmente: he ahí la causa de los accidentes. Sin contar con la mala raza de los taxistas... Y, sin embargo, siendo yo la reina de las contradicciones, que dicen, muero y babeo por una moto... si...

Ookm dijo...

El hecho de lidiar con todos esos taxistas, micreros y -por qué no- conductores particulares carentes de sentido común y/o amabilidad, es algo que sencillamente no tolero; terminaría armando lios con golpes de por medio. Veo que tú tienes mucha más paciencia que la mía, así que espero que sigas disfrutando tus paseos en cuatro ruedas sin tener nunca que verte involucrada en algún tipo de altercado.

Warikasaya dijo...

Muy bueno, me acuerdo que tu primera "hazaña" fue ir desde Cota Cota hasta la casa en la petita roja...que por cierto era modelo 67 y no 70, lamentablemente, por más de que somos más cancheros para manejar, no podemos ocultar ese gen de atufados que a veces nos juega una mala pasada al volante.

Caminante Con Destino dijo...

Jajaja, que buena,si es verdad nuestros familiares de buenas gentes se convierten en tiranos para enseñarnos, yo aprendi en el alto de La Paz el invierno pasado, y En la NIssan Patrol del Trabajo en Desaguadero no deje devolver el manubrio y me quede a un hilito del precipicio, me han enseñado hace tiempo que el Siervo de Dios no muere hasta que no cumple su proposito en la tierra, talves por esa confianza o no se porque me animo a vivir al extremo, la mas bonita fue de mi hermano que vino a estrenar su carnet de conducir español en la mitsubitsi ultima modelo de mi otro hermano, estabamos en el chaco boliviano adentro y en el arenal en ves de frenar acelero, conste que antes de irse habia chocado el anterior carro de este mi bro, bueno debo confesar que me are auto adicto tambien, porque las clases de Indianapolis enel alto no sirvieron pa na, hasta eso tendre que soportar los micros QUE ESCUPEN GENTE CHAU ENTRA A MI BLOG POR FA

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

HUGUEX: La verdad es que en la ciudad de los anillos escasean las señalizaciones. Hasta el segundo anillo hay nomás letreritos, pero después es nomás preguntando, y eso, aveces ni así.
A mí lo que me sigue confundiendo son las radiales famosas, pero la práctica hace al maestro.

CRISTI: Y bueno hay que tomar en cuenta que Stanta Cruz es una "ciudad extrema": la gente piensa que las cebras son adornitos para que las esquinas se vean más bonitas, los semáforos a veces quedan detrás de las ramas de los árboles y nadie las ve, (a parte de que hay pocos), "Ceda el paso", "Pare" y ese tipo de señales también están de adorno, y un largo etcétera. Pero en fin, aquí la Ley de tránsito se resume al instinto de conservación nomás.

OOKM: Ni tanto. Hay días en que soy como la abuelita de Piolín (buena gente), pero otros días falta poco para bajarme del auto y sacarme la mugre con cualquier micrero jeje.

OSKY: Cierto, pequeño detalle. Primero que yo para modelos y marcas de autos soy medio bestia y segundo, me acabo de acordar lo de la ida de Cota Cota a Miraflores: supuestamente yo no sabía manejar bien y la peta estaba en la casa del Vlady que entre paréntesis había tenido "una noche de copas una noche loca" así que no estaba en condiciones de llevar el auto. Como yo estaba furiosa con el susodicho, de la pura bronca me animé a subír el auto sin ningún hasta mi casa con el Vlady en el asiento de al lado super indispuesto y con la cabeza fuera de la ventana. Ese día hasta cargué gasolina, y todo como si hubiera manejado años, nada más que tenía unas ganas locas de abrir la puerta y empujar al de mi lado con el auto andando.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

CAMINANTE CAMIREÑOTE: Después de todo no soy tan descoordinada como tu hermano jeje. Eso de las clases de manejar: están bien para tener una idea, pero si no practicas, no sirven de mucho.

Un abrazo.

MentesSueltas dijo...

Dejo un abrazo desde Buenos Aires.
Mentessueltas

rondeldia dijo...

por favor... (con cariño)... practica harto no sabes lo difícil que es manejar en La Paz, todo es más rápido y los lugares más pequeños (por lo general), asi que...

en SCZ refacil manejar si estás alerta nove? parqueas donde quieres y como quieres, esquivas a los chicos de equipe borrachos y a las divas que estan hablando por celular o maquillandose, y vos tranquis jejeje prohibido renegar por lo mal que se maneja allá...

saludos,

r

electrokiss dijo...

q deli post...
jajajajaja

a mi me enseño mi viejo con su paciencia cero... pero te juro q con esa presion... puedes aprender hasta a pilotear un avion!

aqui el problema de la gente es q va leeeentamente..... jajaja no puede ser me estoy "auto" jodiendo...

en fin... eres una guerrera!
felicidades!

che y por alla no le dicen EMBRIAGUE al embrague???

jajajaja

besos!

LESLIE dijo...

Es odioso comenzar a manejar pero bien dices... una vez q se hace miechi! q cuesta caminar!
Asi que tu marido pasó de encarnación del Buda al de Judas jajajajajaja. yo pude pasar el examen de conducir a la 5ta vez
:( jeje. Creo q me dieron mi licencia x cansancio.. pero bueh q ahora nadie me para!
Un abrazote amiga.

OXO dijo...

yo manejar en La Paz? ni loca! (mas facil es caminar nomas) En esta ciudad inmensa en la que vivo seria muy util. Fue una de mis resoluciones de año nuevo (aprender a manejar). Lo malo es q fue el año pasado...

Pao dijo...

Manejar es lo mejor...
Muuucho mejor si es que estábas acostumbrada a andar en micros (estresante)...
En fin...yo también tuve uno que otro problema para aprender...un choque y autoescuela...pero ahora conozco todo y soy super macha!!! ñiee...

Besitos Vania...

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

MENTESSUELTAS: Va un abrazo de vuelta.

RONSETE: Te cuento que ya he manejado en LPZ: una vez me fui de bolas hasta el aeropuerto sin problemas. Otra vez me dio un ataque de pánico en el túnel de San Francisco y ocasioné una trancadera alucinante. Más bien que el paco que estaba por ahí no me molestó porque yo estaba dispuesta a bajarme del auto y decirle: tome las llaves y lléveme a un lugar planito por favor. De todos modos andar en trufi, minibús, y a pié etc. es más fácil que andar en auto en LPZ. Te mando un abrazo.

DANI: Seguramente no falta quien le diga "embriague" jajaja. Un abrazo hasta Tarija.

LESLIE: Como te imaginarás, aquí las licencias de conducir no siempre te las dan por haber pasado un examen, generalmente pagando es la cosa. Jodido no? Por eso también tanto caos. Un abrazo amiga felina.

OXO: Totalmente de acuerdo, mejor caminar nomás. La cosa en otros países es que los exámenes para conducir son complicados, pero nada es imposible. Un abrazo hasta las Europas.

PAO: Yo antes era master para andar en micro, pero de verdad es estresante. Si es el vueltero no hay que esperar mucho, pero si es otra línea a veces parece una etrernidad. Cuando llega por fin el micro en cuestión, ya una medio derretida se sube y antes de que digas "Jesús" el micro ya está una cuadra adelante, así que si no te agarraste del postesito apareces en el asiento de atrás. La joda es cuando subes con niños. Al subir al micro yo me cargaba como monito a uno y el otro tenía que agarrarse del poste ipsofacto si no quería acabar limpiando el suelo con su espalda jejeje. Mejor no sigo porque esto del micro da para otro post no? Un abrazote negrita.

Vero Vero dijo...

Querida Vania: Mi mamá tuvo una historia similar, tuvo que aprender a manejar por necesidad pura. Para llevarnos a la piscina en cuanto llegamos a La Paz. Nunca me olvidaré que llevaba sus zapatos planitos y se cambiaba para manejar y para salir del auto, los tacos. Cuando yo aprendí a manejar me pareció súper raro eso, porque creo que es mejor hacer puente con tacos, aunque no lo crean. Pero ahora como casi no uso tacos, destreza nomás. Apoyo todos los comentarios que dicen que en La Paz es mejor tomar un micro o un bus, al menos pa ir al centro yo siempre hago eso.

Un abrazo

Warmicita dijo...

Uy! Capsula...me hizo recuerdo a mis hazañas "auteras"en la Cancha de Cochabamba!!uy, uy fue la primera expriencia en carne viva de manejar solita. Transpiraba!!ya van 4 años que conduzco sin ningún accidente. Ahora conduzco en Francia...aprendiendo las señales y como tomar "BIEN"un redondel(sin semáforos como en Bolivia) y manejar en calles pequeñitas que son dobles vías...me va bien...pero supiero por la deorganización, me hace falta! jajaja:) saludox

¤_ Alessi _¤ (I. Alexis Argüello Sandoval) dijo...

Jajajaj.
y... ¿Quén no tiene anecdotas de intentos victoriosos o fallidos durante el arte de aprender a conducir?
Genial, aún recuerdo la vez en la que subí pro primera vez y a buen estilo de FAST AND FOURIOUS pise a fondo el acelerador y escuchar el grito tirado al cielo de mi tío.

Mil gracias por el comentario positivo respecto a mi blog. La intención mía es como indica el susodicho Viajar por Bolivia es un inolvidable sueño que merece ser hecho realidad, pero que asimismo requiere de actos consientes, de viajar sabiendo

Abiertas las puertas siempre y cuando tú así lo desees y saludos a la CIUDAD DE LOS ANILLOS desde mi chukuta tierra de La Paz.

Lilian dijo...

jajaja me reí leyéndote, dicen que los familiares son los peores para enseñarte a manejar, y al parecer se da eso. Recuerdo que una vez salí con mis hermanas ellas atra´s y yo adelante manejando, y el novio de una de mis hermanas al lado listo con el freno de mano, el hecho es que no era la primer vez que manejaba sino que ya lo había hecho bien en varias oportunidades, pero no sé si por tener a mis hermanas atrás diciendo ve por la derecha, no aceleres tanto, fíjate por donde vas, concéntrate, no te hagas la canchera, hacé el cambio etc etc.. tantas indicaciones que no sé.. supongo que me pusieron nerviosa que por poco nos fuimos a parar a un barranco, pero al rato quedaron mudas, porque al único auto que había en la ruta, casi me lo llevé por delante mis hermanas me dejaron sorda y mi cuñado estaba blanco, obviamente no me dieron más el volante jajaja
Es mi materia pendiente, ahora recordé que no debo pasar de este año sin saber manejar. Porque me revienta que me digan, "si quere´s ir de paseo podés sacar el auto cuando quieras", claro.. saben que no sé manejar, así cualquiera no?

Saludos Vania, y felices pascuas!

Anónimo dijo...

Me reíííííí hartísimoooooo En este momento paso por lo mismo pero en la etapa de principiante todo el cuerpo se me tensiona como piel de gato. Y lo mas curioso que sin instructor lo mas serio que a lado esta mi querido papi tensionado y nadie murmura nada jajajaj
Es toda una odisea manejar se las dedico a todos …
besosss nataly

Ana Paola dijo...

Uy! no sabes que alentador fue tu post. Yo también pasé mis clases de conducción en un jeep suzuki verde oscuro a gas, pero la cuestión es la práctica y en esas estoy ahora, con la diferencia de que es mi padre el cero paciencia y por ahora sólo salgo con él. Y pues para el colmó, como él fue policía, (ya se jubiló) a ratos parece que me va leyendo el código d tránsito mientras me expica... zzzz.

Taito dijo...

Como siempre, me encantó tu texto, querida amiga. Yo no sé manejar, pero le decía a mi esposo que cuando aprenda seguramente la experiencia será muy parecida a la tuya, con los dos monstruos atrás poniéndome cada cabello de punta, así que fue aleccionadora esta lectura. Pero lo mejor de todo es que te imaginé con los ojillos del gatito de Shrek suplicando clemencia al policía, y con los enanos detrás. ¡No sabes cómo me hiciste reír! Un beso grande, querida Cápsula.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

VERO QUERIDA: Como supondrás en eso de hacerpuente soy medio ignorante, y las pocas veces que he necesitado hacerlo (manejando en LPZ) me he puesto tan nerviosa que me temblaban las piernas. Todo es cuestión de práctica no?. Yo sé que cuando vaya allá bien debolas voy a aprender nomás, por ahí copio el método de tu mamá de hacer puente con zapatos planitos. Un abrazo.

WARMICITA: Manejar en Francia debe ser alucinante, además que la misma idiosincracia de los automovilistas debe ser nomás de primer mundo, pues aquí es le ley de la selva jeje. Un abrazo hasta La France.

ALESSI: Te cuento que me encantó el post del parque Cretácico e Sucre. Lamentablemente no pudimos ir porque me comentaron que en Semana Santa no abren el parque, así que en vano hubiéramos aguantado las 15 horas en flota jeje. Una próxima será.

LILIAN: Jajaja ya me imagino la escena con tus hermanas, qué despelote, lo peor es que los hermanos NUNCA olvidan esas pequeñas peripecias y nos tienen fichados para siempre. Un abrazo y Felices Pascuas para vos también.

NATALY: El 70% de las personas aprenden a manejar con sus papás. Debe ser una tortuta tanto para el alumno como para el profe, pero al final todas las anécdotas quedan para siempre. Un abrazo.

ANA PAOLA: No creo que haya mejor profe que tu papá. Vas a ser una de las pocas conductoras que sepa respetar las reglas de tránsito jeje. Un abrazo.

TAY: Exacto! los monstruitos son los peores pasajeros. Los chicos me ponían histérica cuando me acercaba mucho a algún auto y me gritaban "mamaaaá te vas a chocaaaaar" o "vamos a moriiiiiir" como para frenar el auto y dejarlos en media calle. Un abrazo querida Tay.

nata dijo...

que buena historia.. y relatada de una manera ta amena y divertida... ya me quiero ver a mí detrás del volante, respecto a los accdeintes, ya he sido testigo de varios desde el asiento de copiloto de mi madre, pero por suerte son choques suaves que lo más han llegado a hundir uno y otro vehículo en sus trompas o colas xD asi q por ahora, gracias a Dios, ningún trauma muy grave xD.

Saluudos q estes bien =)

Rafael dijo...

Vania yo entré a una autoescuela en diciembre del año pasado. Y aprendí sin demasiado drama.

Mi padre me presta el auto para dar unas vueltas por la ciudad, pero con el de copiloto, falta que algún (algúuuun) día me lo preste para mi solo.

Y bueh, manejar en Santa Cruz es jodido, yo digo que es más jodido que en cualquier capital de latinoamérica, porque acá no sabes cuando el de adelante se le va a ocurrir frenar, cruzar, chocar, en fin...

Suerte, te sigo leyendo che.

n_n

Pao dijo...

Ay Vania...
Es imposible no quererte!!!
Besitos...

klau2 dijo...

pue sme ha interesado la descripción de tu ciudad...

gracias por tus comentarios
te invito otra vez



...
YO DE MI MISMO
.
.
http://www.klau2.blogspot.com
.
.
.

Cane dijo...

jaja, que linda historia..
me gustó mucho, yo choqué el auto una vez, hace dos semanas...recien aprendi a manejar hace un par de meses osea que no puedo quejarme...

un saludo!

dull dijo...

"el orto fruncido" jajajaja esa estuvo buena.

Esas primeras experiencias al manejar son inolvidables, nostalgicas y divertidas para casi todos!

Buena tu historia!

Citizen dijo...

He tomado el volante de un auto pocas veces. Siempre con conocimientos básicos de manejo, pero no ha pasado nada grave. Solo en una ocasión, que mi hermano me hacía escolta en otro auto, me dijo "En los topes se frena eh".
Entretenido tu relato de manejo.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

NATA: Antes yo era buena copiloto. Ahora mi marido quiere "silenciarme" de alguna forma porque soy superantipática. Me imagino que cualquier momento vas a pasar al asiento del piloto no? Buena suerte.

RAFA: La verdad es que el tránsito es un caos total, pero por lo menos las calles son nomás anchas y planitas. Imaginate el mismo kilombo en una subida y en una calle donde sientas el aliento del minibusero en tu oreja. Así es La Paz, por eso en Trufi nomás voy a transitar.

PAO: Gracias negrita por tu lindo comentario.

CLAUDIO: Como toda ciudad macondiana, tiene un encanto especial. Saludos hasta Shile.

CANE: Chocando se aprende!jaja, pero nada de amilanarse, a seguir nomás "caraduramente". Un abrazo pequeña.

HUMBERTO:Todo el que maneja debe tener por lo menos una anécdota: los profes, los acompañantes, los choques, y un sinfin de cosas que a todos nos pasa. Un abrazo hasta Chilangolandia (esta vez lo dije bien?)

CITIZEN: Mi marido y un amigo suyo también dizque me escoltaron una vez en otro auto, luego me dijeron que los siga y se fueron a toda velocidad. Pensaron que no lo lograría, pero los alcancé jeje. Por eso mi marido sabe que no puede escapar de mí ñejeje.

Pablo Enrique Osorio Abud dijo...

Que en esta ciudad de anillos nunca te toque cantar "Mi unicornio azul, ayer se me perdió, estacionado lo dejé y desapareció..."

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Te cuento que casi canto la canción hace un año: pensé que lo había dejado frente a "Diagnosis" en la parte del naciente del Stadium, pero resulta que había dejado el azulito frente al Cine Bella Vista al Sur. Casi se me va el alma del susto jeje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...