miércoles, julio 14, 2010

DOMESTICANDO

Hace unos días terminé de leer "El Principito" de Antoine de Saint - Exupéry.

Este libro es -por el lenguaje y la historia- un libro para niños, pero imprescindible para adultos como nosotros, sobretodo los que hemos sido absorbidos por la rutina, los que hemos perdido la imaginación y el norte de nuestros sueños.

La parte más linda de este relato es, según yo, el encuentro del principito con el zorro, quien le pide que lo domestique:

- Qué significa "domesticar" ? - Preguntó el Principito

- Es algo demasiado olvidado – dijo el zorro. – Significa "crear lazos..."

- Crear lazos ?

- Claro – dijo el zorro. – Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo...

...

- Mi vida es monótona. Yo cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen, y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida resultará como iluminada. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los demás. Los otros pasos me hacen volver bajo tierra. Los tuyos me llamarán fuera de la madriguera, como una música. Y además, mira ! Ves, allá lejos, los campos de trigo ? Yo no como pan. El trigo para mí es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. Y eso es triste ! Pero tú tienes cabellos color de oro. Entonces será maravilloso cuando me hayas domesticado ! El trigo, que es dorado, me hará recordarte. Y me agradará el ruido del viento en el trigo...

Simplemente hermoso eso de domesticar. Y es que como vivimos algunas personas, no invertimos nuestro tiempo en crear lazos.

En el libro encuentras muchas otras situaciones que hacen darte cuenta que eres completamente adulto, pues tu lógica ya no es la misma que la del Principito. Ojalá naciéramos pensando como adultos y de a poquito fuéramos pensando como piensan los niños. A ellos les vale un mango sonseras tales como el "reconocimiento social" (eso de la fama y demás vainas son inventos cien por ciento adultos). El "acumular riqueza" no es para ellos romperse sin ver el sol ni a la familia estresándose hasta enfermarse para contar verdes a fin de mes, sino acumular abrazos, tener a los suyos sanitos y a su lado. Finalmente, en cuanto a domesticar, los niños son expertos en invertir su tiempo en crear lazos, y en detenerse y dedicarse a que existan más olores, colores, sonidos y sensaciones que les recuerden plenamente a personas, lugares, situaciones.

11 comentarios:

Ecerqueda dijo...

Lindo el cambio de píel del blog y lindo que recomiendes al Principito.

Zeh dijo...

el librito sigue precioso. y el blog quedó lindo. saludos!

Dralion dijo...

Cuanta razon tienes capsuliana, pero a veces algunos preferimos no ser domesticados y tenemos alguito del principito, pero que no puedes compartirlo por que la "suciedad" te lo jusgaria. Buen cambio, para mi las personas que utilizan el verde es por que tienen mucha esperanza

Vania B. dijo...

Gracias Edgar! a mí también me gusta esa nueva piel. Un abrazote.

Zeh: Ese librito es imprescindible, definitivamente. Saludos hasta el paraíso.

Dralion: Puede ser, depende de cada quien. Yo prefiero ser domesticada y domesticar. Cosa de gustos y necesidades. Abrazo.

Vivencias dijo...

Pero nunca olvides que eres responsable por aquello que domesticas, yo lei el libro de pequeño, lo volvi a leer como dies años despues y me lo recomendaron en el prematrimonial, en cada ocacion aprendi algo nuevo de el y su forma de describir el mundo, dan ganas de volverlo a leer, gracias por motivarnos con tu blog Vania.

luistigre dijo...

Paso a saludar y felicitar por la nueva imagen del blog, no lei el post pq no lei el libro y como me queda ese pendiente de mi nińez pues espero sera entendible. Saludos hasta la gélida XD

Vania B. dijo...

Vivencias: Totalmente cierto: somos responsables por lo que domesticamos. Lindo tenerte de vuelta! Abrazos hasta la ciudad helada de los anillos.

Luistigre: Ojalá y puedas leerlo alguna vez. Abrazos hasta aPolo con sol.

Asesino De Leyendas dijo...

Hola amiguita, leí el libro hace bastantes años y aunque al principiono me gustó, con los años uno va entendiendo sobremanera el mensaje.

No sé si la palabra exacta sea domesticar, pero se entiende el fondo del asunto. Y el cambio de look?... verde lechuguita eh?

Un beso en la nuca

Silvia dijo...

AY!!!, El principito es simplemente magnifico, es uno de mis libros favoritos, cuando siento que dejo de ver la luna con el mismo color lo leo y recobro un poco de mi.
Un abrazo y me gusto regresar por estos lados.

Silvia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vania B. dijo...

Asesino: Es un libro para recuperar, aunque sea por un ratito, la niñez. Lo verde? es que a veces me siento esperanzada y fresca como una lechuga, y otras, verde Grinch ;). Abrazotes.

Silvia!!!!!! de tantísimas lunas che. Muy cierto: leyendo el Principito NOS recuperamos por un rato. Abrazo enorme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...