viernes, diciembre 12, 2008

FANTASMAS


- Buenos días señora - dice con una voz casi apagada, la piel semi transparente y un olor a cigarro que penetra en toda la oficina, apoderándose de ella. - Mi nombre es Manuel Escóbar Alandia...- toma un respiro con mucho esfuerzo. -Trabajo difundiendo mi trabajo en el área cultural. Quisiera exponerle mi trabajo porque puede interesarle…-

Y bueno, como no está Don Félix, el contador, que es sumamente desconfiado, aprovecho de hacerlo pasar a la salita de reuniones.

Toma asiento con todo cuidado, luego de esperar que yo que me siente primero.

- Mi nombre es Manuel Escóbar Alandia - dice nuevamente como repitiendo un discurso de memoria. Sus ojos miran a ninguna parte y su voz parece que saliera de su pecho con lo último de su aliento. - Durante muchos años trabajé como periodista y mis trabajos se centraron en el área Cultural - En ese momento saca de un maletín de tela negro que está a punto de desvencijarse por completo, dos fotocopias anilladas de notas periodísticas de la década pasada publicadas en un periódico que se extinguió hace un buen tiempo. Sus manos tienen la piel delgadita, como de papel, llena de lunares y pecas. - Como ve usted, son trabajos interesantes en relación con la actividad cultural - Alcanzo a ver en los márgenes de las fotocopias las fechas de las publicaciones: 1993 – 1994. - También tengo publicado un libro de cuentos que ha merecido un premio importante - Vuelve a su maletín que parece un un perro viejo, sufrido pero fiel, y saca un juego de fotocopias engrapadas y un Diploma amarillento impregnado de nicotina, que lo certifica como ganador de un Premio patrocinado por un periódico. El certificado está firmado y fechado en el año de 1994. - El libro, como verá usted, es de mi autoría- Señala con el dedo arrugado, su nombre impreso en la fotocopia: “Manuel Escóbar Alandia” – y es una recopilación de cuatro cuentos que merecieron el premio – y vuelve a mostrarme el Certificado. Toma una bocanada de aire, casi como un largo y penoso suspiro y sigue...- Estoy comercializando estos trabajos. No sé cuál podría interesarle…

- Me quedo con los cuentos – le digo.

- Muy bien, le agradezco, señora - Me da la mano. La siento helada y liviana, como una pluma.

Voy por los 10 pesos que cuesta la fotocopia y lo acompaño a la salida. Se despide muy cordialmente, como siempre, con la mirada perdida y con esa forma de caminar como si flotara.

Vuelvo a mi escritorio y hojeo la fotocopia: “Arcángel y otros relatos”. En ese preciso segundo se me viene a la memoria una fotocopia anillada con tapa transparente y verde que compré hace exactamente diez años de un señor que fue a ofrecerla al departamento donde vivía…

¡Claro!, pero si es el mismo Manuel Escóbar Alandia. La fotocopia que compré esa vez era más nítida que ésta que tengo ahora. El señor Escóbar que recuerdo, si bien olía a nicotina pura igual que hoy, era diferente, casi otra persona.

Todos estos años, mientras yo habitaba el mundo real, Don Manuel Escóbar Alandia estaba suspendido en un círculo infinito, en un mundo paralelo sobreviviendo cada día con la venta de un pedazo de sus glorias de antaño, como si el tiempo no transcurriera, como si cada día hubiera vendido una parte de su alma, convirtiéndose de a poquito en un fantasma desteñido y melancólico.

Los fantasmas son personas que todavía no tienen el valor de morir.

29 comentarios:

Luna dijo...

Que lindo relato!
=)
Me encanto la frase ultima, me hizo pensar mucho...
muy cierta

Saludossss

La Vero Vero dijo...

Algo tienen estos días, che, andan bien crípticos.

Anoche me asusté con lo que yo misma escribí y tuve pesadillas esa pluma es tan poco mía y ahora vengo a leerte y me espanto más con un cuento de fantasmas.

Qué loco, no?

¿Habrá luna llena?

Abrazos Vania querida, lindo relato.

perrorabioso dijo...

Muy bien vania, muy bien!!
casi tanto como las noches de atajo.

CUCHITA dijo...

Me facino tu relato, casi lo vi a don manuel y hasta casi me parecio haberlo visto antes, me encanta como escribes.

Yo nomas dijo...

me recordó al general en su laberinto, a ese olor a glorias pasadas.

no se si yó, pero siento una especie de melancolía ajena, ficticia, inventada si querés, pero tan palpable...

hermoso cuento.

saludos

Vania B. dijo...

Lunita: A mí también me dejó pensando mucho la última frase, que la encontré en un blog venezolano. Abrazos, linda.

Vero Vero: A mí también me pareció otra la persona que escribía esos versos sobre orgasmos-hijos-espinas. Quizá de verdad haya luna llena, pero como que a veces son buenas las transformaciones temporales. Un enorme abrazo hasta Shile. Cuándo vienes?

Perrito querido: Gracias che. Y sobre las noches de Atajo: buena onda total, aunque casi pierdo un diente tratando de tomar un sorbo de chela en pleno mosh ;).

Cuchita: Me hiciste sonrojar. Gracias infinitas. Besos a vos y a tus ratonas.

Vos nomás: Ese era el sentimiento: melancolía total, un fantasma desteñido y melancólico. Gracias por pasar!

Wiskani dijo...

La muerte tan misteriosa...muy buen relato me gusto e hizo pesar...

La MaJo dijo...

"sus ojos miran a ninguna parte y su voz parece que saliera de su pecho con lo último de su aliento"

otra màs!:D

muchas buenas vibras, q emocionantes relatos siempre!
MjO

ERICK dijo...

El ser humano y sus fantasmas. Cada vez más, tengo la impresión que de que el mundo se va progresivamente despoblando a pesar del bullicio de los carros y el ajetreo de la muchedumbre.

Un abrazo Vania querida.

utópico dijo...

que triste e inmenso lo que nos narras, como un cuento de Juan Carlos Onetti, que siempre se embadurna de realidad en la Santa Maria de nuestras ciudades tan melancolicas y paralelas. Se pueden decir muchas cosas... escarbar no solo en el individuo sino en el grupo social, que se empecina en mirar al pasado, quizas poruqe no le queda otra opcion... quizas porque no puede ser mejor, quizas poruqe la realidad le obliga a hacerlo... lo mismo que el individuo...

que tremendo tu relato, a mi me ha gustado mucho. y creo que deberias dedicarle un buen rato a escribir cuentos sobre cosas que ves o vives expandiendo tu imaginacion que es, sin duda, una cantera interminable de fotografias y sentimientos.

muy lindo.

un abrazo!!

;-)

BUDOKAN dijo...

Muy buen relato. Gracias por este regalo de navidad que nos haces. Saludos!

Vania B. dijo...

Wiskani: La muerte es tan extraña, que existe la posibilidad de que estemos muertos y ni nos demos cuenta. Un abrazo.

MaJO: Van buenas vibras para vos también. Abrazote.

Erick: A veces el mundo parece un campo lleno de máquinas de comsumir. Los que sienten y piensan son cada vez menos. Un abrazote hasta la Llajta.

Utópico. A veces es triste vivir en un mundo melancólico y lleno de paralelos, tantos que nunca se sabe cuando es realidad y cuándo es ficción. Muy halagada por tus palabras. Un abrazo utópico, Utópico.

Budokan: Gracias a vos porestar siempre por aquí. Abrazo Navideño! (aunque un poco Grinch) pero con buenas vibras ;)

Curucusí Ocurrente dijo...

wow

personajes de culto como don Manuel Escobar Alandia tienen a veces la suerte de ser inmortalizados en relatos como este.

un abrazo capsulita

Mis vivencias dijo...

Me encanto el relato, y la ultima frase me hizo recuerdo de un libro de mandino en el que hace referencia a los muertos en vida.
Felicidades.

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

me encantó, te lo he dicho antes y hoy lo repito, porque merece; este relato lo merece... tienes una capacidad de dibujar los personajes con tus letras, bárbara!
Realidades paralelas, ajenas y no tan ajenas a la vez... lindo Vania!
un abrazote

Cristibel dijo...

Dios, qué historia triste... Pero qué bien contada.

JAVIER dijo...

Te quedo perfecto, sabes, el lector llega meterse tanto en el relato que se va imaginando todo y te da un poco de cosas jejeje...

Saludos desde Japon.

Oso Jucumari dijo...

Esta bueno el relato, a ver si pones algo de lo que escribe el señor

Livi5 dijo...

Lindo relato, casi puedo ver a Don Manuel.

Me lo imagino y pienso en la vida cansada que lleva, dicen que hay personas que se van de a poquito tal vez a él le queden algunos años más, antes de convertirse por completo en un fantasma.

Saludos Vania :)

El Universo ya está P dijo...

Creo que el sr. era consecuente. ¿Qué perdió? ¿Qué ganó?... importa?

En cualquier caso no sé cual de las dos personas del relato me dá más tristeza. El escritor consecuente o la señora que compra cosas por segunda vez.

Saludos.

Vania B. dijo...

Curucuso: Al final Don Manuel terminó siendo un "muso inspirador". Abrazotes, bicho de luz.

Tus vivencias: Muertos en vida...al final quién sabe con certeza qué es la muerte?. En fin, gracias por pasar.

Nino: Gracias che. Un abrazo enorme.

Cristibel: Los fantasmas por lo general lo son (tristes). Beso, primucha.

Javier: Todo un halago viniendo de vos. Abrazos hasta Japón.

Osesno: Buena idea, aunque ahorita me da un poco de flojera transcribir, cualquier ratito lo hago. Abrazote, querido plantígrado.

Livi: Cierto, hay personas que mueren de a poquito, mientras mueren, son fantasmas. Abrazo hasta la ciudad de los anillos.

La chica del Universo: Para mí sería un escritor consecuente si siguiera escribiendo, pero parece que Don Manuel no escribe hace mucho tiempo. En cuanto a la doña que compra cosas dos veces... quiensabe. Un abrazo hasta Shile.

quirquinchita dijo...

Tienen razon muy bonita la ultima frase, realmente me gusto tu blog, aver si te das una vuelta por el mio

Lilyth dijo...

Ay Vania, yo sabía que sería triste pero no me preparé bien para el relato, me dio una punzadita en el corazón... deben ser las fechas... en fin, me ha encantado!!

Un beso grande y muchas pero muchas felicidades en estas fiestas a tus hijos hermosos y tumarido ;)

Vania B. dijo...

Quirquinchita: Bienvenida!! ya me doy una vuelta por tu blog. Saludos hasta Oruro.

Lilyth: Me alegro que te haya gustado. Va otro abrazo cariñoso hasta el otro lado del charco por las Fiestas de Fin de año!!! les daré tu abrazo a mis enanos y a mimarido.

I. Alexis Argüello Sandoval dijo...

Ahhh!!! O sea que no leíste el anillado que compraste aquel entonces =P

Por eso existen quienes desean morir en la cumbre de su carrera. Pues no hay nada más terrible que el olvido para un profesional. Yo conozco a algunos viejitos que me cuentan de trabajos que hoy ya no existen.

De un hilo pende la realidad en un extremo. Un hilo enterrado por no decir fijado en el pasado.

Felicidades querida Vania. Feliz cumpleaños y vacación junt o a tu familia. Un año más dejandonos conocer un poquito más de ti. Tal vez no en las dosis deseadas pero si en las necesarias.

Un gran abrazo!!!

JAVIER dijo...

Ya no falta nada para que muchos hogares celebren esta importante fecha, y yo queria desearte una FELIZ NAVIDAD!!! acompanhada de un gran abrazo amical.

Saludos desde el Japon.

angelcaido666 dijo...

FELIZ CUMPLE VANIA

Que lo pases super con tu familia y tus seres queridos.

Un fuerte abrazo

y de paso FELICES FIESTAS

Vania B. dijo...

Alexis querido: muchas gracias por tus buenos deseos! y de verdad, la primera vez que compré los cuentos de Don Manuel no los leí, es más les perdí la pista entre tanto traslado de ciudades, casas y demás. Esta vez leís un cuento. Espero tener tiempito para leer la fotocopia completa. Un abrazo cariñoso para vos también.

Javier: Va una abrazo afectuoso para vos también, desde Chuquiago hasta Japón.

Huguito: Gracias mil por la doble felicitación. Va un abrazo para vos también con todo mi cariño.

tonyway dijo...

buenas muchas grax por usar la frase del blog un saludo y feliz año 2009 que de ahora en adelante todo sea prospero para todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...