lunes, junio 12, 2006

MIS CONEJITOS

El de la izquierda es el Sebas. Tiene seis años y es vivísimo. No se queda quieto ni un momento, es super preguntón (a veces da ganas de "desconectarlo"), insistente como "Testigo de Jeová", cuando quiere algo chinchosea a tal punto que, especialmente su papá suele ceder para no tenerlo más encima repitiendo mil veces lo mismo. Le gusta el fútbol, adora los autos, colecciona todo lo coleccionable (hasta las botellitas de colores de Coca Cola), tiene una memoria alucinante, es superordenado y cuidadoso con sus cosas, ha aprendido a leer a sus 4 años y pico, casi cinco.
Se parece a Kiko el del Chavo del ocho cuando le compramos cualquier chuchería alardea como si fuera la gran cosa: es medio farsantillo (eso no lo ha sacado de mi familia por si acaso). Suele hacer trampa en los juegos y odia perder, lo que le ha traido muchas consecuencias, incluso buenos "cocachos" de los amigos de su hermano.
De cariño le decimos negrito por que es morenito como mi papá, y cuando él se dibuja a sí mismo se pinta con el lápiz de color café. Es supercoqueto y desde los 3 años elige su ropa. NUNCA puedes obligarle a ponerse algo que no quiera. Su color favorito es el rojo.

El de la derecha es el Rodrigo. Tiene ocho y es la ternura con patas. Es superdistraído y anda siempre en otro mundo. Le fascina leer, especialmente Condorito y Mafalda. Ha aprendido a leer cuando tenía 3 años. No le gusta el fútbol, es desordenado, jamás sabe donde deja sus cosas. Se pasa el día cantando con su voz de pinquillo (tipo flauta super aguda). Es cariñoso, solidario y nada egoista. No come mucho, odia las verduras y tiene cada ocurrencia que me deja muda sin saber si reir, sin saber cómo responderle o a veces sin saber si tengo que enojarme (generalmente con su papá hacemos un esfuerzo por mantenernos serios pero nos vence la risa). Los que sí es mucho más respetuoso que su hermano y más humilde y "ubicado". Las empleadas lo adoran porque no es chinchoso. Pero cuando le da gadejo (gana de joder) es la tuti. Como no es nada violento, no es torpe como su hermano, empieza a molestar con cualquier sonsera hasta hacerte zapatear de rabia. Esa es su arma secreta. Es desacompasado. Cuando baila parece que se hubiera tragado una percha, pero le vale, no le da verguenza de nada y nada lo asusta. Le fascina la música también. Su color favorito es el azul.

Hace más de una semana están castigados sin Play Station y sin Internet hasta el 6 de Julio, y esos castigos son sagrados, no se rompen por nada ni por nadie.

Y pensar que este par me tiene loca, no solo de amor, si no especialmente cuando tienen que hacer sus tareas y les ataca la otitis testicular (escuchan mis gritos pero les vale un huevo). Si supieran que yo odio castigarlos y que me duele más que a ellos gritarles y a veces darles un buen cocacho cuando ya me llegan al límite. Qué más no quisiera yo llegar de la ofi y que nos dediquemos a ver tele como en los viejos tiempos. Si supieran que oigo mi voz de bruja malvada y no me reconozco, pero así nomás es. Ellos saben en el fondo que nadie en este universo los ama más que su madre (osea yo) y que son la luz de mis ojos y lo más bello de mi vida.

9 comentarios:

Ganjartek dijo...

gracias por la visita un gusto igual leerte

Anne dijo...

Amiga que buen estilo de contar las cosas, me haces reir mucho...
sabes, creo que yo padecía tb de otitis testicular jajajaja creo que todos no?
Creo que todos los Sebas son un poco hiperactivos no?
Qué bello leer y sentir el amor que tenés por tus hijos...
y no te preocupes ellos saben que los amas.
Besos

Anónimo dijo...

Que lindo que es ver que no soy la única madre que de vez en cuando miro a mis hijos y tengo solo tengo una alternativa para no volverme loca cuando empiezan con sus chinchuras como lo expresas vos, y esa es seguir amandolos a pesar de sus cosas, porq con uno de 22 y otro de 5 mis locuras son mayores. El amor que irradias por tus hijos en cada una de tus palabras conmueven el alma. Que felices que son nuestros hijos por tenernos como madres, no te parece???
Claudia Salomon

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Rafael dijo...

Felicidades. Con paciencia amor, y disciplina (creo no sé =p) creceran fuertes y buenas personas como la madre. Saludos.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Saludos y no se pierdan ché.

Edmundo Dantés dijo...

Que lindos tus hijos! Gracias por presentarlos. De verdad, no hay nada que nos llene más de orgullo a los papás que los pequeños y grandes logros de nuestros pequeñitos. Ellos mismos lo son. Yo tengo dos peques de cuatro años, por eso sé lo que dices, acerca del asombro, de los gritos y el deseo de estar en paz con ellos, todo lo comprendo perfectamente. Saludos!

Daniela dijo...

Como es la ley de la compensacion ...tan exacta no? tenes de las dos cosas, tranquilon y el que no tanto, el ordenado y el despistado ...etc. que linda la vida. Y o personalmente (opino de mi porque no tengo hijitos todavia) soy Rodrigo...en muchas cosas, casi todas.

nois de lean dijo...

huy escribí el comentario y había estado 'offline' pucha..

repitiendo:
tengo dos sobrinitos igualitos a tu relato, uno tranqui el otro no tanto y cuando se juntan ni el chicote chillón los calma... son un amor los bichitos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...