viernes, mayo 08, 2009

RODRIGO IGNACIO

Lo miro paradito en el aparato que le saca fotos a los huesos, quietito para que la foto no salga movida y el médico nos pueda decir qué parte de su columna está creciendo distraida por el camino que no le corresponde.

Sus ojitos redondos, su nariz como bolita, su ensalada de dientecitos con ortodoncia, su pelo café tan dócil y lindo, sus cachetes como si los hubieran hecho con compás (iguales a los de su papá), sus orejas perfectas y esa actitud tan suya, tan única, como si fuera un ser de otro planeta que acabara de llegar del espacio y tratara de pasar desapercibido entre los humanos.

Lo contemplo y me causa una ternura tan infinita que quisiera convertirlo en una pelotita y guardarlo de nuevo en mi barriga para protegerlo, ser su sombra, su ángel de la guarda y que nada le pase. Sí, ya sé que eso no es posible.

Dentro de unos años ya no me va a necesitar para nada. Los adolescentes suelen no necesitar a sus madres. Bueno, solo a veces.

Los años pasan demasiado rápido.

17 comentarios:

Caminante dijo...

Ojala que lo de Rodri no sea nada grave, te mando un abrazo.

Vania B. dijo...

Edgarociosocaminante: Parece que no. El Lunes recién vamos a saber. Un abrazote.

CUCHITA dijo...

Si vania toda la suerte ya veras que no es nada y no te preocupes que cuando el no te necesite te va a traer muchos hijitos para que te entretengasss :)

Natalia dijo...

Me dio mucha ternura este post, me hizo acordarme de mi madre y pensar que en algunos momentos, aún hoy cuando sus hijos tenemos entre 19 y 22 años, ella quisiera hacer exactamente lo mismo.

Los años no pasan rápido, nosotros nos distraemos con cualquier cosa.

Beso y un abrazo!

Arcángel Mirón dijo...

Pero Vania, uno siempre necesita a su madre. Siempre.

:)

Lilyth dijo...

Vania, espero que todo se solucione sin complicaciones.
Sabes? puede que durante un tiempo en su adolescencia creo que no necesita una madre, pero pasada la edad difícil todos nos reencontramos.

Dean dijo...

Me ha gustado la forma como lo describes.
Espero que pronto esté muy bien el chico, pues tiene toda una vida por delante.

ERICK dijo...

Todo estará bien, Rodrigo Ignacio es un toro.

Algún día éstas leyes físicas con las que convivimos (tan limitantes) pasarán a la historia y podremos hacer cosas maravillosas e increibles, descubriendo nuestras verdaderas potencialidades humanas, por mientras, que lindo es saber que ese poder de madre nos hace sentir como ese extraterrestre y sentir que todo es posible a lado de uds. madres genias.

Que bonito expresas lo que sientes por Rodri =)

Abrazotes !

Curucusí Ocurrente dijo...

Querida Vania, tranquila que la adolescencia pasa tambien en un abrir y cerrar de ojos, y empieza la verdadera amistad con 'la mamma' lo que es mucho mejor, muchos abrazoss

Vania B. dijo...

Cuchita: jajajaja cierto, voy a tener entretenimiento para largo cuando sea abuela, pero para eso falta mucho todavía. Abrazos.

Natalia:nos distraemos con la rutina, los problemas, la política, y sonsera y media que a veces no deja disfrutar los momentos simples como debería ser. Un abrazote.

Gilda: Cada vez menos, pero de que se la necesita, se la necesita. Abrazo hasta Bs. As.

Lilyth: Espero que no necesitemos reencontrarnos, que siempre estemos nomás, así en plena adolescencia, edad del burro y como le llamen a esas etapas en que los hijos se creen los dueños del mundo. Un abrazote.

Dean: Gracias por las palabras. El Rodri está bien, es solo un pequeño problemita de los que se solucionan con paciencia y buen humor. Un abrazo.

Erick querido: Un abrazo de vuelta hasta la Llajta.

Curucuso: Debe ser lindo pasar de madre-bruja a madre-amiga. Estoy segura que voy a disfrutar también (y mucho) esa etapa. Beso.

Rafu dijo...

Pero los niños que crecen con su mami, siguen siendo los niños de mami, más bien, dicho de una forma más adecuada, si los padres participan activamente en la educación de sus hijos, no motivo para esperar que cambien demasiado en la adolescencia.
Eso leí por ahí, pero con guitarra como será...

yo creo que tus conejos seguirán tan bien portados como siempre, pues más vale el ejemplo que les das, que cualquier lección de biblioteca.

Luna dijo...

la adolescencia.. uf es una etapa muy interesante, llena de contradicciones, pero con una madre como vos no creo que existan muchos problemas.
=)

Asesino_De_Leyendas dijo...

las mamis siempre son necesarias, siempre...

Saludos

Vania B. dijo...

Rafu querido, Dios te oiga.

Lunita: Gracias ché, pero veremos como es con guitarra (como dice el Rafu).

Asesino: Sí, no? yo hasta ahora necesito a mi mami, aunque sea para chismear un ratito.

Abrazos a todos.

*La Jefa* dijo...

estos ultimos 5 años los creci sin mis viejos, los años mas terribles de la adolescencia, y aprendi a no necesitarlos, pero si hubiera podido elegir me hubiera gustado tenerlos un pokitin mas cerca.
espero q lo de tu wawita no se escoliasis, es una macana. bechitos!

Vania B. dijo...

Puacha Sarita, debe ser complicado pasar los años más difíciles de la adolescencia sin los padres, pero nadie es imprescindible en esta vida, lo que sí la presencia de algunas personas hace nuestra vida un poco más llevadera.

Lo del Rodri te cuento que no es escoliosis (por suerte). Es una dismetría en la cadera que se va a solucionar con fisioterapia y abdominales.

Un abrazote.

utópico dijo...

tengo 26 años, y sigo necesitando mucho no solo a mi madre, sino tambien a mi abuela.

pero se a que te refieres. pronto, ya querran salir contigo, pero bueno... es la vida.

un abrazo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...