martes, abril 29, 2008

VIAJES Y RESFRÍOS


El miércoles de la anterior semana me comunicaron en la oficina que tendría que ir a Santa Cruz.

Si bien ese fin de semana estaba con un resfrío de muerte, y pese a que mi jefe me había advertido que el viaje no iba a ser muy agradable (por lo del oído en el avión) me lancé nomás al éxito el Lunes en el último vuelo de Aerosur.

Como llegué medio indispuesta al Aeropuerto de El Alto, me tomé una pastillita antimareos y desde que me subí al avión hasta que llegamos a Santa Cruz perdí el conocimiento, dormí como una bendita pero me desperté sorda del oído derecho.

El calor me recibió como si me hubiera esperado. Yo chocha de la vida con eso de poder andar sin chompa/chalina/botas ni medias de ningún tipo. Además que siempre llego a la casa de mi tía Marta, que es una especie de SPA para mí porque me malcrían de lo lindo.

En todas las reuniones del Martes el aire acondicionado a full era una delicia, al salir de las reuniones, el calorcito daba gusto, pero (pequeño detalle) como seguía super resfriada, la madrugada del miércoles mi oído cobró factura. Eran como las tres de la madrugada y me desperté con un breve dolor de oído que se fue haciendo más y más fuerte conforme pasaban las horas. Yo que intentaba distraerme viendo tele (nada) , leyendo mi librito (nada) hasta leí Vanidades y todos los últimos chismes de las estrellas y mi oído estaba cada vez peor. Esperé a que sean las 6 de la madrugada (las tres horas más largas de mi vida) porque no quería molestar a mis tíos, que al final igual se levantaban a esa hora, así que a las 6 me fui a la clínica volando.

Como siempre en la clínica te atienden con una parsimonia única: que nombre, edad, de qué seguro eres (es lo primero que te preguntan) y yo que zapateaba de dolor de oído imaginándome la forma de poner un paquete de cohetillos en el trasero de esa recepcionista menudita y con tacones de malabarista para que por favor se apure. Luego de que me atendió el médico me pusieron dos inyectables y me pidieron que vuelva a ver al otorrinolaringólogo a media mañana. Llegué a la casa, dormí como una santa por unas dos horas y luego organicé mi mañana, pues era imposible laburar con esa sordera casi total y esa molestia del resfrío en general, como si me hubieran agarrado a patadas. Con todo eso, el Miércoles, cancelado.

El jueves y el viernes se pasaron en ir y volver de algunas reuniones, trámites, médicos y pinchazos. El Sábado en el primer vuelo, previa dada de alta del otorrinolaringólogo, volví a Chuquiago.

Conclusión: si bien disfruté del calorcito y del "SPA" de mis tíos donde se descansa una belleza y se come delicioso, terminé más pinchada que pelota de barrio (por los 6 inyectables). Apenas pude ver a algunos amigos, no pude ir a la Manzana 1 ni sentarme en la Plaza 24 de Septiembre a escuchar la Tamborita, ni comer empanadas tucumanas de Los Lomitos, ni comprarme kilos de chocolates “Manjar de Oro”.

Todavía el resfrío no se ha ido, pero de a poquito se me están "desresfriando" primero las ganas, porque como que uno se resfría entero. Si bien no tengo mucho apeto ni antojos de ningún tipo (soy antojadiza por naturaleza cuando estoy sana), estoy guardando todas mis ganas y mis pendientes para el próximo viaje. Espero sea pronto.

18 comentarios:

CUCHITA dijo...

Ojala realmente sea pronto, pero no te enfermesssss, (dicen que cuando uno esta con chalina y se la saca se enferma del oido, decian las viejitas) :)

A dijo...

burocracia en los servicios de salud...increible

Besos sanitarios
A.

utópico dijo...

Vania, suena terrible tu viaje. Que pistola que no hayas podido ir a la plaza. De pronto a veces todo se va desarmando en un dos por tres… Por lo menos tenías los mimos de tu familia, a veces no hay como ir a un Spa…
Ojala estés por Santa Cruz pronto, con lo que esta llegando el frío, te va hacer falta el calorcito cruceño.
Saludos!!

Andrés Pucci dijo...

y yo que me muero por una marraqueta con queso de collana o una llaucha con coca cola y vos que quieres chocolate de manjar de oro, que cosas jejeje.

que te mejores querida Vania.

Joup dijo...

Los chocolates de manjar de oro son los mejores!!! ;) jijiji
U_Y.
Te cuento que me dieron una semana de baja :S...
jajaja
y esta haciendo FRIIIIIIIIIO y lloviendo TORRENCIALMENTE EN SC!

VANIA dijo...

Cuchita: Estas viejitas y sus creencias. Yo ando de chalina casi todo el día, lo que sí mi enano Rodri me contagió un resfrío turco que hasta ahora no se me pasa. Qué vaina.

A. : Burocracia hasta en traerte una hamburguesa. n Bolivia, pero más en Santa Cruz, la gente es muy (demasiado) tranquila, vive en un día que dura 30 horas más o menos.

Utópico: Muy cierto, sin el mimo de mi familia hubiera sido feo. A mi pobre choli lo llamé a las 5 de la madrugada aunque sea para que me mande al diablo. Qué será de esa costumbre de escuchar algunas voces para sentirnos "a salvo" no?

Andrés: Gracias! a mí con el resfrío ni se me antoja marraqueta (Eso sí está grave). En cuanto vuelva a mis 5 sentidos devoraré de nuevo con el mismo gusto las marraquetas quitacintura crocantes de las mañanas.

Espejuca: Pobre!!!! qué locura. Creo que el mejor remedio para estos males (resfríos y ramas afines) es nomás el descanso, mucha agua y medicamentos. Te mando un abrazote para que te mejores.

Abrazos a todos.

Caminante dijo...

recuperese, aliviese y mejorese.

Carmen dijo...

Por mi lado el resfrio cuando hace calor y es humedo es la peor m.... que hay en el mundo. Nunca me dolio el oido pero querida te compadezco. Se me hizo agua la boca por unos cunhapecitos yummmmy quien fuera tu que puedes comerlos hasta en tu Chuquiago!!!:(

La Vero Vero dijo...

!!!Parsimonia en los servicios!!!! jajaja. Una enferma burocracia, digamos.

Vania querida, gracias por existir. Mi ser político, que me habita 25 horas al día, simplemente, te agradece por existir y por inundarnos de cotidianidad.

Aguante el oído, ese dolor y el de muelas son los peores; para las que no hemos sido madres aún, supongo, jeje.

Abrazos, tómense un mojito a mi nombre algún lunes.

El defensor del derecho al delírio dijo...

Hay que cuidarse... hay que cuidarse... Pobre oido, no puede tratarlo así de esa manera!

Lilyth dijo...

Vania, cuidese mucho cuidese mucho!! que los resfrios mal curados tienen consecuencias, que te mejores totalmente! una pena que no hayas disfrutado del todo tu viaje. Será el próximo.

Besos

Gevalher dijo...

Lamento mucho lo del viaje y el dolor condenado del o'ido, a mi que me dio alguna vez se lo insidioso y fatidioso que es ese dolor.

Pero como siempre sacas historias y risas de donde otros solo sacar'ian l'astima, eso me agrada de ti, ja, ya me imagino a la enfermera/recepcionista saltando mientras los cohetillos estallan en su trasero... ojal'a y ning'un resfr'io o dolorcito de morondanga, te quiten jam'as esa chispa que tienes!

... dijo...

Yo igual ando enfermito...

Traicioneros son los virus, uno baja la guardia y se te meten por todas partes...

Que te recuperes, y feliz día del trabajo!!!!

Hoy, que es 1ro. de mayo.

ERICK dijo...

Vania que mala onda ...

Es horrible tener el oido en -mono-

Qué relato.. a mejorarse pronto, los resfrios abundan estos días de transición climática.

Gustoso de volver a leerte..

ERICK

VANIA dijo...

Caminante: Gracias, aquí vamos mejorando de a poquito, ya sin tos de perro, dejando a un lado al voz gangosa y con la nariz de un color normal (ya no roja como la del reno ese de Santa).

Carmen: Verdad, cuando uno se rersfría en un clima "tropical" no sabe lo que le pasa, no sabe si abrigarse, tomar agua tibia es un fastidio, etc. Grave la cosa. Por lo menos aquí en el Alto y plano uno se abriga hasta las orejas y ya.

Vero Vero: Gracias a vos por pasarte por este rincón de cotidaneidad (así se escribe creo). Un abrazote hasta Shile. Ah, y lo del Mojito me está haciendo falta últimamente, aunque sea sólo uno cmo siempre y al final tenga sabor a chairo.

Pan: Me pasé de desconsiderada con el pobre no?

Lilyth: Sí! el próximo viaje me voy sana y con la lista de pendientes por disfrutar anotados en un papelito para no pelarla de nuevo.

Geval querido: Gracias cmo siempre por estar.

Rafus!!!! pobrecito. Mejorate pronto.

Erick: Cierto. Lo interesante es que yo siempre hacía gala de que NUNCA me resfriaba. Por eso no hay que escupir al cielo, que de allí arriba te mandan un escupitajo con impulso.

Un abrazo a todos.

Curucusí Ocurrente dijo...

querida capsulitaaa
q bueno q hayas vuelto por scz
tengo claro que la ciudad no es la misma desde tu partida.
yo tambien ando queriendo enfermarme, aca el frio esta que cala los huesos, aunq me agrade el frio.
que es eso de bloguivianos2008.blogspot? jaja me paso de curioso, ya besosssssss

Sakura dijo...

Vani!!!... realmente qué pena leer que te encontrabas con dolor de oido y de paso resfriada... espero te hayas mejorado sino mejor sanado por completo!

Te mando un abrazo cálido en tiempos de frío invierno...

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Curucuso: Sí pues, estuve disfrutando del calorcito por unos días. En cuanto a lo de bloguivianos, es lo que te imaginas. Ya iremos posteando para que estés más enterado. Un abrazote hasta Santiago.

Ceci querida: Te cuento que ya no estoy sorda, por suerte y casi cero resfrío. Lo que pasa es que me resfrié después de aaaños, así que me agarró fuerte la cosa. Un abrazote.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...