viernes, mayo 04, 2007

LADY IN RED

Hay personas con las que falta química, no sé. Están ahí - siempre estuvieron- pero se las siente lejos, por más que estén a tu lado. Una de esas personas es mi abuela Berta, la mamá de mi papá. Ya no me acuerdo porqué hay una barrera invisible entre las dos. Quien sabe porque mi hermana Liz y mi prima Heidy fueron siempre sus favoritas, y a mis ojos esa preferencia se notaba a kilómetros y era odiosa. Con tan bello motivo yo le hacía la guerra a mi pobre abuela con esta boquita que tengo que solía lanzar dardos envenenados contra el enemigo.

Bueno, fuera de lo anterior que es un raye enteramente mío, la Bertita es única.

Tiene 76 años pero el alma de una quinceañera. Al contrario de todas las abuelas que conozco que suelen dedicarse a una vida tranquila, ella es una chispa de alegría donde vaya.

Desde hace como 15 años que asiste a un grupo de la Tercera Edad que se reúne una o dos veces por semana y tienen una infinidad de actividades: pasan clases de cocina, bordado, pintura en tela, baile, gimnasia, etc. Todos los años eligen a la reina del grupo y mi abuela si no es reina es princesa de cualquier cosa.

Ese grupo de viejitos es genial: a parte de las clases que toman durante la semana, viajan a todas partes, tienen maratones el día del anciano, hasta les habilitaron unas clases especiales en la Universidad Católica donde aprendían varias cosas interesantes como nutrición, salud y hasta poesía. Una de las veces que fui a La Paz y visité a la Bertita me mostró fotocopias de unos Haikus y todos eran alusivos a lo hermosa que puede ser la vejez. Cuando voy a visitarla también me muestra las medallas que ha ganado en los concursos de baile y en la maratón, así como sus últimas fotos en los eventos antes mencionados, fotos en las que las magníficas son un piojo tuerto al lado de las poses de mi abuela que parece un rayito de sol entre las otras viejitas.

La Bertita por su puesto está en todo, tiene una agenda social más ocupada que todos sus hijos, nietos y bisnietos juntos. Es super bailarina. No falta a ninguna fiesta/ bautizo/ matrimonio y baila desde que la fiesta empieza hasta que termina. Tiene un aguante fantástico y un repertorio para todos los ritmos. Por si acaso en su cartera siempre tiene dos pañuelos por si hay que bailar cueca y su pareja de turno no tiene uno.

Se cuida muy bien, come super sano, está pendiente del mínimo problema de salud y tiene tratamientos de belleza especiales que hacen que tenga pocas arrugas para su edad y la piel casi sin pecas. No sale de la casa ni a la tienda sin pintarse los labios de color rojo encendido y desde que tengo memoria se tiñe el pelo de rubio cenizo. Claro que hace algunos años ha cambiado a un color más rojizo y es que – según ella- las rubias ya no están de moda. Como hace cuarto de siglo ella tenía una peluquería así que a veces anima a sus amigas viejitas a hacerse algunas “transformaciones” que a veces salen bien, pero otras son un chiste, como la vez que tiñó el pelo rubio cenizo a Doña Clementina, la vecina de al lado, mucho mayor que ella y mucho más morena.

Si para el día del anciano entrevistan en la tele a algún grupo de viejitos en La Paz, o hay cualquier actividad de las personas de la tercera edad, tengan la seguridad de que mi abuela está por ahí: es la de pelo castaño claro, los labios de un rojo encendido y si la cosa es de gala, la del vestido rojo.

21 comentarios:

MariaEscandalo dijo...

Mira que interesante abuela tienes, pues te contare que deberías animarla a tener un blog, por cierto aqui te paso uno muy interesante http://amis95.blogspot.com/

Y es que la juventud se la lleva uno por dentro. Besos!!

Pao dijo...

La de mi abuela es otra historia...bella historia y al pasar de los años cada vez mejor.

Cada vez que te leo, me siento muy bien, tienes ese efecto en mí.

Muchos besos para ti...

Byron dijo...

snif, snif... veo que no me tenes en tu lista de los que lees, con respecto al tema de las abuelas, que alucinantes que sos sus vidas, no? llenas de aventuras y cosas tanto buenas como malas, ojala aprendieramos de ellas algunas cosas para no volverlas a cometer...

LESLIE dijo...

Decile q me pase la receta de las arrugas!!!!! wow que bien se vé la dña. td una dama! como db ser, creo q el clamour tenemos q llevarlos siempre.
Yo me crié en Cocha con mi abuela, mi madre estaba aki trab. pero ella ahora tiene 87 años y más arrugadita q un acordión jejeje pero siempre que puede se hace cepillar el cabello (blanco como el algodón) se pinta los labios de rojo y el infalible polvo de cara, ah! y se pinta las cejas x q ya no tiene. :) un abrazo amiga. linda tu historia.

electrokiss dijo...

Vania querida tu abu es una MAESTRA de la vida!!!

y vos tb tienes algo de ella...
mi Carmen se fue el año pasado... y hasta ahora no puedo reponerme... pero todo lo q vivimos... es hermoso... yo soy como soy gracias a ella...

cuando tenga varias decadas encima... (si llego) voy a ser asi... fija... q no suelto el lapiz labial rojo... no le fallo un dia!

electrobesos
;)

Gina Paola dijo...

Q linda tu abue, la mia era super glamourosa tb. pero se fue muy rápido de esta vida... siempre la recuerdo con la combinacion perfecta entre zapatos, traje sastre y aretes, ya sean éstos celestes, verdes, fuscias o negro.

El Defensor del Derecho al Delirio dijo...

Que linda es tu abuela. Yo nunca conocí a las mías… cómo serían…? Me muero por saber como hubieran sido. Me las estoy imaginando. Gracias.

---Necesito saber si querés grabar tus post con tu voz o si preferís que lo haga alguna de nuestras actrices… (si me preguntás a mí, me encantaría escucharte leyendo aquellos textos maravillosos con tu voz) Espero tu respuesta: elinstitutodeldelirio@gmail.com ---

Un abrazo

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

MARIA E. : Sería interesante si tuviera un blog, solo tendría que buscar alguien que le ayude a teclear en la compu igual que a la viejecita de 95.

PAO: Si supieran las abuelas lo importante que son en nuestras vidas. Sus historias nos marcan de alguna u otra manera.

BYRON: Claro que te leo, nada más que silenciosamente, sin comentar mucho jeje.

TIGRESA: Cuando una se va haciendo viejita, si es que conserva la juventud en su corazón, tiene una belleza muy singular y única. Tu abuela debe ser hermosa.

DANI: Sí! pese a que no nos vemos casi nunnca y no tenemos ese amor loco que al parecer tenían vos y tu abue, cuando sea viejita quisiera ser así alegre, con ese amor a la vida que tiene la Bertita.

GINA: Las abuelas con o sin glamour son hermosas.

DEFENSOR: Ya te escribí un mail. Estaremos en contacto.

Saludos a todos, gracias por pasar por mi capsulita.

Hugo-Nex dijo...

Mirá voj esa abuelita quinceañer jeje que buena onda!.

La neta creo que todos tenemos esa persona que ni bien la ves ya te choca o no te llevas pa nada con esa persona... pero asi es la vida y bue hay de todo en la viña del Señor... menos uva.

la gera dijo...

Bella tu abuela! me quedé con una duda, siempre fue así? siempre tuvo la agenda social tan apretada? osea no la para desde que tenía 15?? jejeje, se me ocurrió eso al imaginarme a mí a esa edad.

Un abrazo

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

HUGUEX: Muy cierto, sería ideal llevarse superbien con todos. En el caso mío y de la Bertita es simplemente falta de química más el alejamiento por el hecho de que vivo en otra ciudad. Quien sabe pueda reivindicarme cuando vuelva. Un abrazo.

GERA: Te cuento que no. Si bien siempre fue alegre, hasta hace unos 20 años era una abuela común y corriente. Una vez que se separó de mi abuelo fue como si se hubiera quitado 20 años de encima y hubiera empezado a vivir. Increible. Y es que mi abuelo es una mor pero más pesimista que nadie, todo lo contrario jeje. Un abrazo, Gera.

Rafael dijo...

Que distinguida señora. Ojalá cuando mayor tengamos esa energía.

Las personas mayores merecen todo nuestro respeto. Hay que aprender a escucharlas.

Suerte Vania.

Un abrazo.

Rafael dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
*La Jefa* dijo...

me hiciste recordar los tiempos en q yo no me llevaba bien con mi abue!! q lejanos esos dias...
en fin, seguro nuestras abuelas se conocen, son de la clase de gente q aprovechan la vida al máximo!

a ver si veo a Doña Berta en mi ex-cole.

saludos!!

Albanella dijo...

La vida te deja su marca, por eso ver el tiempo tatuado en todo el cuerpo, la experiencia maquillando el rostro y su huella en el mundo que grita su paso por acá, es hermoso.. de mi abuela guardo tantos recuerdos, unos reales y otros construidos, pero sé muy muy bien que la amé como sólo a ella pudo ser :) Un beso grande!

Pd.: No te olvides de nuestra cita <:P

DIEGO dijo...

Caramba!!! todo un ejemplo!!!. La mentalidad lo dirime todo. Uno es tan viejo, como llega a sentirse. Y hasta tan inutil, como cosas deja de hacer.
Saludos.

Oso Jucumari dijo...

que lindo lo que escribes de tu abuela a pesar de que en algún momento de la vida te haya llegado a la verijas.

RONALDO dijo...

las abuelas son seres interesantes... yo tengo a las 2... y una bisabuela de 103... como si fuera poco!

Estido dijo...

Qué suerte tienes de que tu abuelita aún viva. A mí no me queda ninguna, pero sí recuerdo muchas anécdotas de mi Regina, quien todos los años, invariablemente, me hacía caer en sus bromas del día de inocentes. La viejitas son una maravilla, sobre todo aquellas como la tuya, que tienen tantas ganas de vivir. Un abrazo, amiga, y te espero en la Ínclita.

adrián dijo...

interesante la historia sobre tu abuelita, yo no pude conocer del todo a la mia (La Cloty), pero decían q tenía mucho glamour, a la otra (La Vicky)q aún vive, no se mucho de ella pq igual no soy su nieto preferido :( por lo q veo sus fotografías puedo arme cuenta q parecía actriz de telenovela.
La historia de mi abuelito (Severo) es una de las mejores, prometo contarla en mi Blog algún día...
Saludos Vania

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

RAFA: Has dicho algo muy cierto: hay que aprender a escuchar a los abuelos no? Yo adoro escuchar a mi abuelito Fico (el ex de mi abuela Berta), pero la verdad con mi abuela no he tenido mucha oportunidad. Y bueno, espero poder hacerlo dentro de poco. Un abrazo Rafex.

JEFA: Que tal si son compañeras de jolgorio nuestras abuelas, o han competido en algún concurso de baile? jajaja sería super. Saludos jefita.

NELLA: Vos siempre con las palabras tan inspiradorass. Ché nos veremos el jueves o el viernes pues, ahorita me paso por tu blog y te dejo un mensaje.

DIEGO: Verdad: la edad está en el corazón más que en el cuerpo. Te mando un abrazo hasta Chuquiago.

OSESNO: Sí, algunas vece me llegó al huevo, y estoy segura que yo también a ella, pero así nomás es la vida. Como dije antes, espero tener la oportunidad de reivindicarme, total quién fregados somos para juzgar a la gente? Un abrazo de osa.

RONALDO: Bisabuela de 103?! Genéticamente tienes pa largo entonces. Te escucho esta noche en CMV o.k.?

WILLY: Oh Estido querido!!!! qué lindo tenerte de vuelta por mi casita. Ojalá me de el tiempo para que nos veamos del Illimani ahisitos, tengo muchas ganas de verlos a todos ché. Además prefiero saber de tus andanzas en Tacna en vivo y directo. Te mando un abrazote con todo cariño.

ADRIÁN: Como te habrás dado cuenta a la Bertita le fascina posar para las fotos. Tiene una foto en un paseo en Tarija hace como 10 o más años, donde todas las viejitas están en el río, con polerita, con shorts extra grandes, etc. Mi abuela al medio de todas las viejitas con una malla lila y la mano a la cintura, ni qué miss.Qué has dicho. Un abrazo hasta Oruro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...