martes, febrero 13, 2007

CRÓNICA DE UN PRIMER DÍA DE CLASES (DESDE LA ÓPTICA DE UNA MAMÁ)

La semana previa: dar una revisada general a todo: desde los calzoncillos, medias, poleras, shorts, pantalones, etc., hasta las mochilas, estuches, lápices, y cuadernos.

Una vez aprovisionada de TODO lo necesario, acudiendo a las librerías más surtidas, al siete calles, al Mutualista, a algunas tiendas del centro y por supuesto al colegio en cuestión (esta vez no fue necesario ir a Los Pozos ni a la Feria por suerte), para que a mis retoños no les falte nada, llegó el fin de semana antes del primer día. Se suele proceder entonces a la revisión de uñas, corte de pelo y dientes, a forrar algunos cuadernos y lo más difícil: hacer que mis enanos alisten sus cosas, generalmente a carajazos porque los muy panchos piensan que las cosas se hacen solas y que su madre labura para ellos a contrato y que no tiene mejores cosas que hacer que hincharles las pelotas.

El Domingo en la noche algo esencial: archivar el Play Station con el que mis hijos se han dedicado a opear absolutamente toda la vacación. No sirven las súplicas, promesas ni ningún tipo de chantaje psicológico, el Play se archiva y punto.

Llegó el Lunes. Como mis retoños van en la tarde, siempre es necesario dejar claras las instrucciones: esperarme bañados (con shampoo!), con la mochila y la ropa lista. Llegué, almorzamos y después: a lavarles los dientes, pues generalmente en las vacaciones no lo han hecho a conciencia y están medio amarillos, tanto como para ponerles una corbata café y así combinar mejor. Como siempre hacía falta una lavada como Dios manda, sonar narices, encremarlos con protector solar, especialmente al hijito más oscuro que es el que más anda en el sol jugando fútbol, peinarlos aunque generalmente se peinan solos pero esta es una ocasión especial, darles sus “quintos”, o sea monedas para su recreo, alistar la cámara de fotos, medioalistarse, y con la cara de orto (la mía, obvio) volar al colegio en quinta y por el camino más corto para llegar medio temprano.

Un paréntesis en la parte de los peinados: este año mis hijos están hechos los rockeros, así que el Rodri se ha hecho crecer el pelo y tiene un corte moderno estilo sopapo, digo estilo sopapo porque no se necesita mucho peine para ese estilo. Como le contaba a mi hermano hace un rato, da ganas de peinarle como al chómpiras; primero pasarle el peine sobre el cabello húmedo y luego plaf! Un buen sopapo que le haga dar tres vueltas y tarán… ya está bien peinado y bien “moderno”. Mi negrito en cambio, como tiene el cabello como el mío (pobre) ni idea de modernizarse, menos con este calor, porque su pelo es tupido (una vez le dije eso: tu pelo es tupido y se puso a llorar; “me has dicho estúpido” lo peor es que a mí y al Rodri nos dio ataque de risa), bueno como les decía, como su pelo es tan tupido, se ha hecho veinte peinados distintos (según él) y hasta le dolía el cuero cabelludo, pero al final se fue con el mismo peinado de siempre.

Bueno, llegamos al colegio, y fuimos a buscar sus cursos. Lo peor es que esta madre desconsiderada se dedicó a charlar con sus amigas (las otras madres) y les sacó solo dos fotos a sus hijos (mi marido me va a ahorcar).

Empezó la hora cívica en medio de un calor supersofocante como todos los años. Mi Rodri es el cuarto de la fila, en 4to “A”, así que era nomás fácil distinguirlo. Mi Sebastián está justo al medio en la fila del 2do “A”, así que era difícil verlo, pero desde donde estaba podía distinguir claramente su frente morenita y su pelo negro y tupido. Luego de los himnos y las recomendaciones de rigor del Hermano José Antonio (Director del Colegio) y luego de despedirse de todas las otras madres, volé a la ofi.

En la noche nuevas reglas: cero tele, me esperan bien cenados, cambiados y con la tarea a medio hacer y aunque tengamos que mirarnos las caras, ninguno de los tres miramos la tele hasta que sea hora de dormir. Anoche cumplimos la regla. Ojalá hoy podamos, pues no solo son ellos los telemaníacos, yo también, entonces va a ser es como quitarse un vicio.

Ya solo me faltan algunos materiales y libros y todo listo para comenzar otro año con mis conejos hermosos, viviendo de nuevo lo que es estar en 4to y 2do de primaria: las tareas, los amigos, los sueños, los juegos, los festejos, los “problemas”, en fin, se la pasa bien con estos chicos. Aunque a veces piensen que soy una bruja, no me importa, lo que aprendan estos años en cuanto a responsabilidad, disciplina, acostumbrarse a hacer sus cosas bien hechas, etc., (lo poco que pueda enseñarles) se les va a quedar para toda la vida. Total, ser madre es una tarea de ensayo/error: una hace lo mejor posible, y solo ve los resultados cuando los hijos son mayores, y si son felices y viven a plenitud firmes a sus principios como hombres de bien, se ha hecho un buen trabajo, si no, pues…ni modo, se ha dado lo mejor.

31 comentarios:

Warikasaya dijo...

Los 1ros días de clases eran muy emocionantes; me acuerdo que una noche antes, no podía dormir de los nervios y me ponía a pensar cual sería el curso que me iba a tocar y con que amigos iba a estar...para tratar de dormir, mentalmente mencionaba los nombres de todos los chicos y chicas de mi curso anterior; y al día siguiente al levantarme, siempre me daban arcadas de nervios antes de lavarme los dientes. Esa costumbre la sigo teniendo hasta ahora que voy a laburar, solo que creo que ahora ya no tengo nervios, creo que se me hizo un tick, cada vez que me levanto temprano.

la gera dijo...

La emoción de ir a cualquier sitio por primera vez es incomparable, y empezar un nuevo año en el cole, yo odiaba el cole, pero esperaba full el primer día de clases en el conservatorio, jeje.

Un beso a tus enanos, eres una má super buena onda!

Rodrigo Serrate dijo...

jaja, me hiciste recordar cuando era chico, jeje y lo mismo me pasa con lo q dijo Warikasaya, la noche antes de el primer dia de clases, me quedé en mi cama pensando en todo, lo malo es que cuando ya estas en clases medio que te da un sueño, jej!, pero bueno...

***
saludos a todos!

Sakura dijo...

Forrar cuadernos... recuerdo que en básico era emocionante, tener lista la mochila, ensayar donde pondría qué cosas, incluso ponía todos mis cuadernos y libros en la mochila... repesado... luego con los años fui perdiendo ese cariño por la preparación para el inicio de clases... aunque siempre me gustó guardar una noche antes todos los materiales en la mochila jejeje

Prueba/error... nunca la había considerado así a la labor de ser madre!!!... muy bueno!!!

Saludos y fuerza para todo lo que te queda por re-vivir con tus hijos!!! =)

Ximena dijo...

Hola Vania! acabo de encontrar tu blog por casualidad. Soy Ximena Aguirre, prima de tu marido, leyendote desde Londres y antojandome de ir a las Alasitas... No puedo imaginarme lo grandes q estan tus hijos! Saludos al Vladi - y a todos por ahi!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

OSKAR: Cierto, esa sensación al empezar un nuevo día de colegio es única e inolvidable. Me acuerdo que cuando te levantabas (hasta que tenías como 10 o 12 años) la mami te ponía tus mediecitas para que no te enfríes tus pezuñas, un chiste. Muy mimado eras ché.

GERA: Los primeros días de clases eran siempre los mejores de todos los años de colegio. Qué hermoso estar en el Conservatorio. Cambiando de tema: ojalá mis enanos pensaran que soy buena onda. Para ellos soy la malvada que les hace la vida imposible porque no les deja ver tanta tele, les obliga a lavarse los dientes, y un laaargo etcétera.

RODRIGO: Muy cierto, al día siguiente uno está medio turulato por no haber podido dormir bien por los nervios jeje.

CECI: Adoro forrar cuadernos. Me encanta el olor de los lápices de color, de los mismos cuadernos cuando están nuevos tienen un olorcito a tinta muy deli. Gracias por la fuerza que me mandaste, llegó completita para ser utilizada con todas las ganas y el cariño con esos chicos de 7 y 9 años que son mis hijos.

XIME: De tanto tiempo!!!! Hace un tiempo el Vla tenía un almuerzo con tu mamá. Le contó que sigues en Londres y que te está yendo bien. Me alegro mucho, en realidad todos los Aguirres se alegran mucho por vos. Ya le dí tu saludo al Vlady y te manda un abrazo.

Un abrazo enorme para todos.

Taito dijo...

Casi me da un ataque mientras te iba leyendo. Sentí esa sensación de que no alcanza el tiempo para tanta cosa que nos trae el regreso a clases. Yo creo que es la vida cotidiana de las madres modernas en todo el mundo y tú lo expusiste de una manera magistral. Yo todavía no enfrento el regreso a clases de este año, pero nada más pensarlo me da un sudor frío. Un abrazo y te estaré visitando.

Lilian dijo...

ufa che Nadia no puedo escribir un comentario, estuve toda la tarde tratando de mandar el qeu había escrito, ahora me da fiaca escribir de nuevo todo.

ASí que solo diré.. besos mujer y grande MÁ!!! si que sos una madraza eh?... ojalá tus nenes siempre crean eso en cualquier etapa de sus vidas.
Cuídate!!

Ana Cristina Crespo Suárez dijo...

Gracias dobles: Por traerme lindos recuerdos en el rol de hija. y tambièn gracias por leer el relato de La Viudita del Beni.

Un gusto conocerte.

Saludos.

la gera dijo...

El hecho de que ellos todavía no lo hayan notado no quiere decir que seas una má increíble, con los años ellos van a empezar a entenderlo y a apreciarlo, nos pasa a todos los hijos.

Un saludo Vania y que tengas buen carnaval!:)

Hugo-Nex dijo...

jeje que full... desde el punto de vista del padre es distinto verdad?... digo, pa ir preparandome pa cuando tenga hijos :D
Ah!!!! no se si te enteraste, hay una reunion de bloggeros el día sábado 3 de marzo... pero pa mayor información podés visitar este sitio web: http://planb.mundoalreves.com/?p=111
espero que podás asistir, abrazos.

LESLIE dijo...

Me acuerdo q alla en Bolivia hay q llevar la lista de materiales comprarlos (cada libro una fortuna), forrarlos, poner la etiqueta con nombres etc,etc.
Aqui el gringo es más práctico o flojo, no te piden libros ellos les dan en la escuela, solo crayones, goma d pegar, tigeras etc.Yo no comparto mucho el sistema d aprendisaje en este pais, los niños escriben como quieren mi hijo en 2do escribe pura imprenta,cursiva ni q se diga, no sabe. Una porqueria además no les dan tareas pero en q rato si entran a las 9.05am y sales a las 3.50pm :( más muertos q vivos jajajaja.
Un abrazo a tus ratoncitos y q les vaya bien este la escuela, pero no seas tan mala pes... dejales jugar su play los fines d semana :)

Jota-B dijo...

Hayyyy.....!!!!

Mi viejita, si que ha sufrido demasiado conmigo, por algo era buen alumno en la escuelita, y tremendo vago en el Colegio, pero es a quien más tengo que agradecer, haberme empujado del nido...!!!

Yeahhh!!

Un Saludo...!!

Jota-B dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
*La Jefa* dijo...

eso era lindo, mi vieja compraba hojas de carpeta y colores por kilo, luego nos pasabamos la última semana de vacaciones forrando carpetas...
este año me toca a mi comprarle útiles a mi hermanita, pero no se donde ir... realmnte los viejos son lo mejor!
saludos a la familia!

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

TAYDÉ: Cierto, parece que el tiepo no alcanza y la lista de cosas que hacer es infinita. Es más interesante cuando no tienes a nadie que te ayude, las cosas se van haciendo y hasta es menos complicado a veces pero cansa.

LILIAN: Gracias ché, ojalá.

ANA CRISTINA: Que bueno que viniste a visitar mi rinconcito. Ojalá y pronto pueda ir a conocer Guayaramerín y todo su encanto. Me gustó tu blog.

GERA: Gracias ché, pero todas las mamás tienen esa rutina al empezar clases. Y por lo del Carnaval, me imagino la vas a pasar super en Oruro.

HUGUEX: Sí, ya me avisaron. Nos vemos el 3 y nos conoceremos en persona por fin!!!

LESLIE: Realmente el gringo es mucho más práctico, pero con esa practicidad le quita el encanto a algunas cosas.Y lo del play, se supone que pueden jugar los sábados y Domingos, pero este sábado y domingo está castigado porque me hicieron re renegar ayer y ese castigo es el único que les duele ñejeje.

JOTITA: Empujar a los hijos del nido es difícil para las mamás porque una quisiera que los hijos se queden chiquitos y dependiendo de una por más tiempo, pero es necesario y sobretodo muy saludable.

SARA: La práctica hace al maestro. Las mamás ya tenemos los lugares clave para cada cosa.

Un abrazo a todos.

nata dijo...

Yo recién estuve en los afanes del primer día de clases, pero como alumna todavía (es mi último año :S)... se ve que sos una madre dedicada. Jeje.. las fotos. Me acuerdo que cuando iba a básico mi mamá también nos sacaba fotos, y nos acompañaba (a mí y a mis hermanos) durante el acto cívico del primer día .

Saludos =)

p.d.: te dejé una invitación para un meme en mi blog xD!

Gina Paola dijo...

Esto del primer dia de clases siempre es emocionante, hoy sali a medio dia de casa y pasé por varios colegios a la hora de la salida, me dió tanta nostalgia :S, ahora sólo me queda esperar algún día llevar a mis retoños al cole.
Un abrazo. suerte.

Estido dijo...

Jajaja, vos eres medio dictadora, ¿no? A mí, mis padres nunca me revisaban las tareas, ni me prohibían ver tele, ni siquiera puteaban por mis bajas notas... pensándolo bien, fueron bastante cómodos, no hicieron su trabajo; ¡por su culpa, ahora soy un greñudo malviviente! Debería demandarlos... mejor no, poray me desheredan... ¡yaaaaaaa! Vania, eres una gran mamá; seguro tus hijos serán excelentes personas, no te preocupes.
Un abrazo.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

NATA: Ahorita paso por tu blog para ver el Meme.

GINA PAOLA: La verdad es que da nostalgia, y es que la vida se nos va tan rápido...

WILLY: Dios te oiga, y es que no existe un manual de padres. Claro que hay miles de estudios psicológicos de cómo tratar a los hijos, etc. pero generalmente los escriben solterones o curas que nunca han vivido/convivido con niños las 24 horas de día bajo su responsabilidad. De todos modos es una labor hermosa, hermosa con ganas.

Cristibel dijo...

Yo quiero ser mamá cuando sea grande (Oops, ya tengo 28).

La Kollita dijo...

Hola Vania, claro q eres una gran mamá! ojala cuando tenga hijos pueda escribir tan bonitas historias como las tuyas... y mis respetos por q si debe ser agotador el trabajo! Yo a veces sola y ni con el mio puedo.
Saludos

Rafael dijo...

Extraño el colegio, los primeros amores, los viejos pudores, y la necesidad de demostrar que sos un hombre cuando en realidad sos un niño y disfrutas serlo.

No tuve una madre, y quizas hubiese querido tenerla, no lo sé...

Un saludo a la distancia.

LA BRUJA SIN TUERCAS dijo...

Eso de ser madre....y los honorables hijos que nos salen con cada cosa que después del primer momento de fuiria incontrolable..ya en la soledad de tu habitación de hace desternillar de risa....que sería de nuestra vida sin la presencia constante de ellos para hacernos ver lo cretinos que somos como padres..aunque por detrás saben que nos aman y que nosotros los amamos??...

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

CRISTI: Tienes bastaaaante tiempo todavía. Lo que estás viviendo ahora es hermoso, hacer lo que quieres y te gusta, eso no tiene precio. Un abrazo.

KOLLITA: Ya me paso por tu blog para ver qué es tu vida en el país de los tacos y los moles. (Ya me dió hambre). Un abrazo desde Mc ondo.

RAFA: Sin duda que la persona que se hizo cargo de tí en vez de tu madre hizo un buen trabajo. Un abrazote y nos vemos el 3.

BRUJIS: Y pensar que cuando los hijos son adolescentes se dan cuenta de lo cretinos y humanos que somos, pero de golpe. Como somos sus madres no les queda otra que seguirnos queriendo. Un abrazo y que bueno tenerte aquí despues de tanto tiempo.

Oso Jucumari dijo...

jodido ser madre... y también padre. Las recetas no llevan muy lejos aunque las escriban otros que hayan sido buenos padres, supongo que es jodido porque cada quien debe hacer su propio camino al final de cuentas

electrokiss dijo...

q bello post...
vine llegando de otro
y me encanto leerte

peinado sopapo... ya tardaba alguien en darle nombre
jajajajaa

voy a volver...
salud desde el dur

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

OSESNO: Sí, a veces tanta responsabilidad te llega al copete, pero eso es rara vez, generalmente cuando llegas cansada a la casa y resulta que los chicos tienen quichicientas tareas y ni han empezado...y tienes razón, cada quien debe hace rsu propio camino. Yo tengo unos añitos más de dictadora, después mis hijos van a decidir por si solos lo que está bien o mal para ellos.

DANIELA: Te cuento que los niños de ahora ya no saben quien es el Chómpiras!!! en fin, igual nomás se les puede estar apliucandoese tipo de peinado. Gracias por venir ché, ya me doy una vueltita por tu blog.

galafer dijo...

nada como el primer día de clases!!

Albanella dijo...

Suerte que, para mí, ya es tiempo pasado el colegio!! y el bendito primer día!! Además, en su mayoría esos "primer día" eran en otro colegio o ciudad.. Ufff... ahora vinieron los primeros días de U, van dos y contando jeje

:D

un abrazo..

Pablo Enrique Osorio Abud dijo...

El hermano José Antonio era mi director en La Salle de Oruro. Por lo visto sigue siendo igual de rigoroso. Frrrr (calosfrios).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...